¿Cómo ayudar al bebé a eructar?

A algunos niños les cuesta mucho eructar después de comer. Al terminar el biberón, muchas mamás le dan palmaditas en la espalda, algo que en ocasiones  no sirve de nada. ¿Hay alguna otra forma de que expulse el aire?

El modo tradicional para ayudar al bebé a eliminar el aire que traga durante la toma es alzarlo, apoyarlo sobre nuestro hombro y darle golpecitos muy suaves en la espalda. Si esto no funciona, se pueden probar otras alternativas. Por ejemplo, acostarlo boca abajo sobre nuestras rodillas y palmearle levemente la espalda.

Otra forma, indicada para bebés mayorcitos, a partir de cinco meses, consiste en sentarlo en nuestras rodillas, también puede ser sobre la cama o el cambiador, sujetándolo con una mano que abarque la barriga y el tronco, mientras que con la otra se le dan palmadas en la espalda. Si el pequeño es muy propenso a los gases, se recomienda hacerlo eructar también en mitad de la toma.

Sea cual sea la maniobra que se emplee, debemos realizarla con mucha calma, evitando transmitir apuro o nervios al bebé. Tampoco hay que esforzarse para conseguir el eructo a toda costa. En determinadas ocasiones, éste sobreviene espontáneamente pasado un rato.

Escrito por | 7 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta