¿Cómo se le cortan las uñas del recién nacido?

A muchos padres les da pánico cortarles las uñas a un bebé tan chiquito, por miedo a hacerle daño, lo que es comprensible, pues son la imagen de la fragilidad. Y cuando crecen la cuestión se complica más, porque esa “operación” es algo que a los niños nos les gusta y normalmente no se quedan quietos, aumentando la posibilidad de generar accidentes. Sin embargo, no hay motivo para asustarse, puesto que si se los sujeta bien, no existe ningún riesgo, eso sí, hay que ser firmes y no dudar.

Algunos padres esperan que el niño esté dormido, para cortárselas, pero en realidad no hace falta. Lo importante es utilizar siempre unas tijeras sin punta. Las de los pies se cortan rectas para que no se encarnen. A las de las manos se les puede dar una forma redondeada y rematarlas con la lima para que no queden puntas peligrosas.

Después del baño resulta más sencillo hacerles la manicura, porque los bebés están más calmados y sus uñitas más blanditas. Si bien depende de cada niño, lo ideal es repetir esta tarea cada 10 ó 15 días.

Escrito por | 14 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta