¿Dominación de niñas o varones?

Un grupo de nenas y varoncitos entre cuatro y diez años está pintando. Siempre un niño y una niña comparten una hoja, pero cada niño dispone sólo de un color: los varones, de lápices verdes y las nenas, de lápices azules. Cuando todos han terminado y la maestra mira los resultados, no da crédito a sus ojos. ¡En todos los cuadros domina el verde! “¡Pero si casi todas las nenas pintan mejor que los varones!”, exclama incrédula.

Se trata de un test, ideado en los años setenta por el psicólogo norteamericano D.R. Omark (Draw-a-picture-together-Test) y repetido desde entonces en numerosas ocasiones y en distintos países, siempre con el mismo resultado. Hasta que una nena tuvo la idea de separar su parte del papel con una raya vertical, dibujando a continuación un cuadro precioso. Los psicólogos de turno se pusieron a recapacitar y mandaron a todo el grupo a repetir el test, pero esta vez dividiendo el espacio desde el principio. Y he aquí que las nenas, protegidas por la raya contra la dominación masculina, desarrollaron la misma o mayor creatividad, fantasía y destreza que los varones. La supuesta inferioridad femenina dejó de existir tan pronto como las condiciones del entorno se lo permitieron.

Las estadísticas más recientes afirman que para las mujeres las condiciones permiten que su color pinte tanto como el de los varones. En algunas facultades ya dominan las chicas (medicina, ciencias sociales) y, al menos en teoría, ningún puesto les está vedado. Sin embargo, aún quedan algunos datos sospechosos.

Escrito por | 11 de abril de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta