¿Dulce o salado?

En la superficie de la lengua se encuentran minúsculas protuberancias donde residen los órganos sensoriales del gusto: las denominadas papilas gustativas. Estos órganos son capaces de distinguir cuatro tipos de sabores: salado, dulce, ácido y amargo. Los laterales de la lengua detectan el sabor ácido, la “V” lingual percibe el amargo. Y el dulce y el salado se manifiestan en la punta de la lengua.

Es mejor comenzar con cantidades pequeñas y aumentarlas progresivamente. Si rechaza un alimento, no insistir y ofrecérselo más adelante. Si se resiste a comer fruta, podemos darle jugos de frutas que le aporten las vitaminas A y C.

Las zanahorias dan al puré de verduras un sabor levemente dulce.

Conviene observar sus deposiciones, ya que algunas frutas pueden provocar diarreas o reacciones alérgicas. Si es así, existe la variedad suficiente para cambiarlas por otras.

A partir de los nueve meses:
No es preciso triturar demasiado las papillas. Poco a poco tiene que empezar a utilizar sus encías y dientes para masticar.

Ya se le puede dar algún pedazo de fruta madura para que la mordisquee. Lo agarrará mejor si es alargado y no demasiado ancho.

Escrito por | 21 de abril de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años y Primeros meses

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta