¿Por qué llora al nacer?

El colocar al bebé sobre el pecho materno después del nacimiento no es una moda, no se hace porque ahora se estila; tiene un fundamento biológico y psicológico de tremendo valor. Permite la instalación de la relación afectiva más importante entre los seres humanos: el vínculo madre-hijo.

Cuando venimos a este mundo lo hacemos angustiados, porque nos vemos obligados a salir del útero materno contra nuestra voluntad y, quizás, lanzados a una aventura en la que no sabemos lo que nos espera. La opción es nacer o… nacer. La biología nos enseña que, al final del embarazo, normalmente disminuye la cantidad de oxígeno que le llega al niño a través de la placenta y que, gracias a este mecanismo absolutamente normal, se pone en marcha el parto. Esta deficiencia de oxígeno asusta al bebé, por lo que es fácil comprender su llanto al nacer. Pero… ¿y después? Si aceptamos que llora porque nace asustado, una vez nacido, cuando ya puede tomar libremente su aire, ¿por qué sigue llorando?

Un médico genial, Sigmund Freud, ya había reparado en el llanto del niño al nacer y explicaba que “… la angustia del nacimiento se debe a la interrupción de la renovación de la sangre…”. Y remarcaba que este hecho fisiológico constituye el prototipo del estado afectivo que conocemos como angustia y que, justamente, esta palabra (del latín, angustíele: estrechez; en alemán: angsi) hace resaltar la opresión o dificultad para respirar que existe en el momento del nacimiento.

Además, dice Freud “… es significativo el hecho de que este primer estado de angustia corresponda al momento en el que el nuevo ser es separado del cuerpo de la madre…”.

Ahora bien, la angustia del nacimiento tiene un sentido: poner en marcha los mecanismos de defensa del niño para superar la crisis del parto, pero esto es normal siempre y cuando no perdure más allá de lo necesario. Es decir, una vez superado el momento del nacimiento, esta angustia debe disiparse.

Escrito por | 22 de febrero de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días

Artículos relacionados

  • Primer contacto con el bebé

    Si se le preguntara a una futura mamá qué haría ella para calmar a un niño embargado por el llanto, seguramente contestaría: "... lo...

  • El recien nacido necesita atención

    En primer lugar, el bebé necesita de atención constante durante las 24 horas del día. Cuando el pequeño duerme plácidamente en su cuna, la...

  • ¿Cuándo llora el bebé?

    Los estudios demuestran que los bebés lloran un total de una hora y 45 minutos cuando tienen dos semanas; tres horas diarias cuando tienen...

  • Características del bebé recién nacido

    Pies. Tienden a orientarlos hacia adentro y están muy arrugados (como el resto de su piel). Poco a poco, sus músculos se prepararán para que,...

  • El recién nacido necesita amor

    El cerebro humano tiene una región denominada hipotálamo, que regula aquellas funciones vitales en forma automática, sin necesidad de que...

Comentarios

  1. La teoría del apego, un fuerte vínculo madre-hijo - Crece Bebe - 3 de junio de 2010 | 1:31

    […] progenitores. Algunas de las más comunes son las sonrisas reflejas, el balbuceo, la succión y el llanto. Sólo así mantienen la cercanía con sus […]

Deja una respuesta