¿Por qué los bebés pequeños no deben tomar agua?

Si bien algunos pediatras aún permiten la ingesta de agua en bebés menores de seis meses la mayor parte de los médicos sugieren que sólo tomen leche.

La deshidratación es el mayor fantasma de las madres primerizas y es por eso que dudan a la hora de darle agua a sus bebés. Sin embargo, la sumatoria de agua más leche puede ser perjudicial para los niños muy pequeños pues, por el contrario, puede derivar en una hiperhidratación. Esto sucede porque hasta los seis meses de vida los riñones de los bebés son inmaduros. El equilibrio del sodio en el cuerpo está íntimamente ligado al funcionamiento de los riñones, órganos que se ocupan de eliminar el exceso de líquido del cuerpo.

Cuando son pequeños los bebés tienen el reflejo de la sed y el líquido que necesitan con mayor frecuencia es la leche. Si además se agrega el agua puede eliminarse demasiado sodio cuando se libera el líquido del cuerpo. Esto puede provocar un daño en la actividad cerebral, con síntomas como la somnolencia, la irritabilidad y la baja temperatura corporal.

Escrito por | 8 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta