¿Por qué tienen un amigo imaginario?

Los juegos infantiles pueden dividirse en dos grandes grupos: de rutinización o imitación y de invención o creación.

Los niños que juegan con amigos invisibles pertenecen al grupo de los “mágicos” juegos de invención. En ellos el niño o la niña se inventan un “amigo o una amiga” para atravesar el complicado mundo que les toca descubrir, entender y al cual deben adaptarse. Pero sobre todo, un mundo al que habrá que sentir: desde nuestro nacimiento, el sentir siempre está antes que el comprender.

Ese amigo, ese socio, ese doble, no es otra cosa que eso, un doble, el negativo de la foto. En él el niño pone, deposita, proyecta aspectos propios. Es él mismo en dos personajes. Podrá ser mejor o peor que él. Más lindo o más feo. Más hábil o más torpe. Será él con sus deseos, sus miedos, sus angustias. Pero también será él con sus alegrías, sus felicidades, sus travesuras y sus obediencias. El dividido por dos.

Serán dos los que soporten la alegría y el miedo a crecer, serán dos los que compartan los sobresaltos y las tranquilidades de ir adueñándose de las emociones, los sentimientos y los saberes. Serán socios solidarios, amigos confundidos, serán de tal manera que no sabrán quién inventó a quién.

Escrito por | 7 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta