¿Qué entiende el bebé?

Los niños pequeños comprenden más de lo que los padres suponen. Sus radares suelen ser infalibles; traducen a su manera lo que pasa a su alrededor. Y se hacen eco de todo. Desde el nacimiento, la palabra es el mejor estimulo para su desarrollo.

¿Qué entiende un bebé? ¿Cómo recibe el mensaje de los adultos? ¿A partir de qué momento comprende todo? Por el momento estamos seguros de algunas cosas: le llega la alegría de quienes lo rodean, y también la tensión y las peleas. Por eso ríe o llora, está plácido o molesto. El clima de la casa no le resulta indiferente y se hace eco a su modo de cualquier alteración del ambiente. Además discrimina el tono con que se le habla; reconoce claramente el matiz afectuoso y el severo.

Experiencias realizadas con la voz de la madre y el recién nacido comprobaron que el bebé reacciona con movimientos bien organizados ante determinada estructura del lenguaje de la madre. Es decir, el bebé nace con la capacidad de responder a ciertos sonidos maternos. Durante los primeros meses, mamá y papá actúan como intermediarios entre él y la realidad. Son los encargados de traducirle el mundo.

Desde el comienzo, el bebé está preparado para entender. Obviamente no de la misma manera que el adulto, pero percibe con su cuerpo lo que pasa en su entorno, y responde también corporalmente.

Escrito por | 28 de diciembre de 2009 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta