¿Qué sueñan los bebés?

Mientras duerme, el bebé no se encuentra inactivo. Toda su energía vital la dedica a un importante trabajo cerebral que consiste en asimilar y vincular la información recibida durante el día. Este “proceso clasificatorio” es el que origina los sueños y tiene lugar durante una fase determinada: la llamada “fase de movimientos rápidos de los ojos” (REM).

Se sabe que los bebés pasan más horas en esta fase del sueño que los adultos. También se sabe que en esa etapa se produce una gran actividad cerebral, y que en ella participan zonas del cerebro distintas de las que intervienen en la vigilia.

Tenemos constancia de la existencia de sueños propiamente dichos entendidos como una sucesión de imágenes nítidas que tienen relación entre sí y en las que el niño se encuentra implicado a partir del segundo año de vida.

En torno a los 15 a 18 meses, el pequeño empieza a referir lo que ha “visto” al principio en forma confusa y mezclada con la realidad. Unicamente cuando ha adquirido el lenguaje existe evidencia de que sueña, lo que no significa que no lo haga meses antes, es probable que sueñe en el período fetal. De igual modo, hasta que no aprende a hablar no es posible saber en qué consisten sus ensoñaciones. Sin embargo, es lógico pensar que estén relacionadas con sus vivencias diurnas, con todo lo que ha aprendido y sentido durante el día.

En el segundo año de vida, son frecuentes las pesadillas. También sabemos que sólo a partir de los cinco años el niño es espectador de su sueño antes que actor.
A medida que crecemos, la duración, el valor y el interés que le otorgamos a los sueños se va reduciendo. Pero para los pequeños son muy importantes, hay que escucharlos y alentarlos a soñar, en todos los sentidos.

Escrito por | 27 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros meses

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta