¿Se deben operar las vegetaciones?

Aunque en algunos casos la intervención de adenoides (glándulas linfáticas situadas en la cavidad interna de la nariz) es necesaria, la mayoría de las operaciones que se hacen hoy en día no los son. No es nada infrecuente por diferentes razones, que el sistema oído-nariz-garganta se encuentre excesivamente sensible y reaccione con facilidad a cualquier cambio medioambiental.

Para reducir el riesgo de adenoiditis es importante que el niño tenga una alimentación sana. Es necesario estimular el consumo de frutas y verduras (ricas en vitaminas y oligoelementos), y también tener en cuenta que la ingesta de lácteos y huevos puede ser una de las causas de los problemas lifáticos de repetición.

Abrigar demasiado a los pequeños, fumar en exceso delante de ellos y una calefacción muy fuerte  (sobre todo si reduce demasiado el nivel de humedad) son los otros factores que pueden provocar rinitis e inflamaciones en las mucosas y en las glándulas nasales. Por su parte, el uso de antibióticos es innecesario en la mayoría de estos procesos, ya que destruyen la flora intestinal dejando las defensas más debilitadas.

Solo se deberían extirpar las adenoides cuando haya un proceso de otitis de repetición a consecuencia de ellas.

Escrito por | 30 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Primeros años y Salud

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta