¿Se repetirá la pérdida de un embarazo?

La posibilidad de que una mujer, supuestamente fértil, tenga un hijo vivo es de un 30 por ciento; pareciera que en la especie humana la obtención de un embarazo es la excepción y no la regla. Es mucho mayor la cantidad de los que se pierden que aquellos que llegamos a conocer.

Se entiende por aborto espontáneo la interrupción del embarazo antes de que llegue a las 20 semanas de gestación. Las razones residen tanto en el embrión como en el útero materno.

Un factor de suma importancia es si la mujer recibió ayuda especial o no. En aquellas pacientes sin apoyo de ningún tipo, la recurrencia de aborto es del 50 por ciento; cifra que se reduce a la mitad en quienes han tenido algún tipo de ayuda. Pero existe la probabilidad de que una mujer, sin ningún tipo de tratamiento médico (instrumental o farmacológico), pueda tener un niño sano sólo con apoyo psicológico.

Es conveniente encarar la ayuda de pacientes que pierden embarazos separándolas en dos grupos. Uno de ellos incluiría a quienes evidencian claramente factores de riesgo aumentado como, por ejemplo, tener más de 35 años de edad, más de cuatro abortos espontáneos como antecedentes, menstruaciones muy espaciadas, un bajo nivel de hormonas ováricas, etc. El otro estaría integrado por pacientes en las que no se observa patología de ningún tipo.

El primer grupo es el que se beneficiaría con ayuda médica especializada, siendo suficiente para el segundo medidas generales de apoyo y consejo adecuado.

Escrito por | 15 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta