“Mi bebé come poco”

Uno de los temores más frecuentes de toda mamá es que su hijo no coma lo suficiente y no alcance a crecer en forma correcta. “Mi bebé come poco” es una de las frases más dichas por las madres.

Pero hay que evitar ansiedades en relación a cuanto cóme el bebé y tener en cuenta que los niños pasan por diferentes etapas en relación a la comida.

Durante los primeros seis meses, aquellos bebés que recibieron exclusivamente pecho llegaron a lograr un máximo control respecto del volumen del alimento y el horario en que lo recibían. Y eso es muy importante para la formación de hábitos alimentarios en la adultez.

Desde el nacimiento se debe respetar el hambre y la saciedad del niño, enseñándole a través de ese respeto a obedecer sus señales internas, que lo llevarán a comer o dejar de hacerlo sin presiones externas.

Es normal que un bebé no desee comer en dos días; en los subsiguientes, su apetito compensará lo no ingerido.

¿Cuándo debes preocuparte?

Cuando tu hijo no quiere comer, pero además está triste, desganado, no juega y no corre; cuando se presentan episodios de fiebre reiterados sin motivo aparente, aparece diarrea, deposiciones muy abundantes, malolientes y grasosas (puede estar absorbiendo mal los alimentos), vomita con frecuencia y no mantiene su curva de crecimiento.

Escrito por | 18 de junio de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta