15 de mayo de 2010

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 15 de mayo de 2010.

Insomnio y mareos durante el embarazo


Insomnio

Al empezar el embarazo se produce cierta somnolencia, que luego da paso a la dificultad para conciliar el sueño. Para no pasar noches en vela:

• Modere el consumo de té, café, mate y chocolate, porque son excitantes. Evite al alcohol.

• Cuando piense en una píldora somnífera (terminantemente prohibida) beba un vaso de leche, una taza de té de tilo, manzanilla o coma una manzana.
• Practique ejercicios de relajación.
• Acuéstese de costado, con una almohada entre las piernas.
• Beba un vasito de licor (pero sólo uno).

Mareos y síncopes

En general, no revisten gravedad y pueden ir del mareo más simple a una sensación de pérdida del conocimiento con sudoración fría. En el peor de los casos:

• Si hay desvanecimiento, puede que la presión sanguínea haya sufrido un bajón, o un descenso brusco de azúcar en sangre por llevar demasiado tiempo sin comer.

• Se aconseja levantarse o cambiar de posición muy lentamente.

• Evite los lugares demasiado concurridos o demasiado calefaccionados.

• Salga al aire fresco, abra alguna ventana, quítese el abrigo, aflójese el cuello y el cinturón.

• Si se siente al borde del desmayo, acuéstese en el piso con los pies levantados o siéntese poniendo la cabeza entre ambas rodillas.

Escrito por | 15 de mayo de 2010 | 2 comentarios
Sin categoría.

Juguetes en los primeros dos años

De 12 a 18 meses

Alrededor de los doce meses tu hijo disfrutará mucho, y con provecho,  si pones a su disposición cubos para que levante torres y piezas de plástico o de madera diseñadas para que pueda introducir unas dentro de otras.

A los catorce meses, le encantará arrastrar objetos, camiones, carretillas, locomotoras, sobre todo si se pueden llenar y volcar.

A los dieciséis meses tu hijo será capaz de devolverte, a ras de suelo, una pelota. También será capaz de disfrutar muchísimo si le lees cuentos. Pondrás a su disposición libros especialmente diseñados para él, con grandes figuras, en busca de novedades, será capaz de pasar las páginas.

De 18 a 24 meses

Ahora a tu hijo le gustará trepar, subir escalones, lanzarse por un tobogán. Disfrutará a fondo del agua y de la arena. Cuando sea capaz de andar sin dificultad, le vendrá bien un correpasillos. A esta edad es muy conveniente que tu hijo cuente con muñecos, con osos de peluche: su afectividad se encuentra en plena expansión.

Escrito por | 15 de mayo de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.