20 de mayo de 2010

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 20 de mayo de 2010.

Bebés con calor

Por muy radiante que luzca el sol, donde mejor se encuentran los pequeños es a la sombra. Su piel es muy sensible. Los bebés menores de tres meses no deben tomar el sol de verano; los más grandecitos pueden jugar entre sol y sombra durante diez a sesenta minutos, según la edad y la hora del día.

Para salir de casa no hace falta emprender un viaje largo. Un balcón, una terraza o un jardín son lugares magníficos para pasar el verano, siempre que no se encuentren sobre una calle contaminada y que se instale una sombrilla o un biombo que proporcione sombra. Y luego están, naturalmente, los paseos.

Las mejores horas para llevar la cuna a la terraza o empujar el cochecito en dirección hacia la plaza, son las de la mañana, cuando el aire es todavía fresco y puro. Ciertamente también refresca por la noche pero, a no ser que vivamos en los suburbios, el aire ya está contaminado y lejos de ser tan puro como por la mañana. Además, sin la luz del día, la piel del niño no puede sintetizar la vitamina D.

¿Y las vacaciones? Los bebés no las necesitan, pero sus padres posiblemente sí. Con un bebé menor de tres meses no conviene alejarse mucho de casa, a no ser que la familia se traslade de la ciudad a un chalé en el campo o a un departamento en las sierras, donde hace más fresco y el aire está más limpio. En cualquier caso, hay que consultar antes con el pediatra.

Para los bebés ya crecidos elegiremos un lugar que no suponga un cambio climático brusco. Una quinta en los alrededores, con mucha sombra será el lugar ideal para pasar unas semanas felices.

Escrito por | 20 de mayo de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.

Kit para Papá primerizo

Es cierto que un embarazo es un regalo divino, pero aunque se trate de uno muy deseado no podemos dejar de lado el susto que puede generar a ambos padres, sobre todo al papá que muchas veces siente que no puede hacer mucho. Sin embargo el rol del papá durante el embarazo ha ido cambiando y cada vez su participación es mayor,

Para aquellos papás que sientan las inseguridades normales al respecto les mostramos una alternativa que puede incluso parecer divertida: un Kit para papá. Con él podrán ir practicando y acercándose más a la llegada de su bebé.  En el kit se pueden encontrar gafas protectoras, mascarilla, guantes, dos pañales, toallitas humedas, pinzas y un ambientador.

Es momento de poner en práctica sus manos y manipular un pañal, implemento que será de uso cotidiano cuando el bebé nazca y del que no podrán permanecer mucho tiempo alejados. El kit es excelente para regalar a un papá primerizo y cuesta unos 25 euros. Se puede adquirir en BBestilo

Escrito por | 20 de mayo de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.