25 de junio de 2010

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 25 de junio de 2010.

El proceso de crecimiento infantil

El proceso de crecimiento infantil requiere una especial atención por parte de los padres. Un niño sano, educado con amor y alimentado adecuadamente, crecerá en forma normal. Pero los factores que intervienen en este largo proceso, que se inicia en el vientre materno y concluye en la pubertad, son muchos. Las siguientes son algunas de las preguntas que más frecuentemente se hacen los padres.

¿Por qué crecemos? El organismo comienza siendo una célula y, con el tiempo, llega a alcanzar un tamaño determinado, dependiendo de las características propias de la especie a la que pertenece. El ser humano ha ido aumentando de altura en el transcurso de los siglos. Desde la Edad Media hasta nuestros días, la estatura se ha incrementado algo más de 20 centímetros. Actualmente, la altura media del varón se sitúa en 1,74 metros y la de la mujer en 1,62 metros. Esto se debe a una mejora en la alimentación, una mayor higiene personal, un descenso de las enfermedades infecciosas, a los avances de la medicina, etcétera.

¿Cuál es el ritmo normal de crecimiento? Los criterios de referencia para los niños que se desarrollan en circunstancias de salud y educación normales señalan que en los primeros cuatro años el niño crece unos 50 centímetros, cifra que irá incrementándose en siete centímetros anuales hasta que cumpla siete años. A partir de esta edad, el aumento será de cinco centímetros cada 12 meses. El ciclo de crecimiento concluye en la pubertad, período más prolongado y tardío en los niños que en las niñas.

Escrito por | 25 de junio de 2010 | 6 comentarios
Sin categoría.

El neonatólogo

Algunos recién nacidos, principalmente aquellos que nacen prematuros o que han tenido alguna dificultad en el trabajo de parto, pueden necesitar la internación en una unidad de cuidados intensivos neonatal. Allí, los avances científicos, unidos a la pericia médica y a la calidez y el afecto del personal, favorecen su pronta recuperación.

Cuando el recién nacido no es capaz de enfrentarse a la vida por sí solo, las unidades médicas de neonatología se encargan de ayudarlo. Los neonatólogos empiezan a trabajar desde antes del nacimiento. Son los médicos que tienen una estrecha relación con los obstetras.

En muchos casos, participan en las decisiones del cuidado del bebé desde antes de que nazca, como por ejemplo en los embarazos de mamas con diabetes o que desarrollan hipertensión, y en aquellos en los que existe una incompatibilidad de los grupos de sangre. También se ocupan de aquellos casos que por distintas razones presenten alguna anormalidad en el crecimiento o en el desarrollo del bebé intrautero.

En muchas de esas situaciones, el neonatólogo y el obstetra tiene que tomar decisiones en cuanto al tratamiento que se administra, y al momento de interrumpir el embarazo para evitar problemas mayores en el bebé, o riesgos importantes en la madre.

El segundo momento en el que el neonatólogo tiene una participación importante es en el del nacimiento. Si bien es cierto que la gran mayoría de los recién nacidos de término nacen sin necesidad de una atención médica inmediata, llorando, respirando y demostrando ser niños totalmente sanos, existe un pequeño grupo de niños que puede requerir algún tipo de ayuda.

Escrito por | 25 de junio de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.

Como cocinar la comida del bebé

A la hora de cocinar la comida del bebé hay que ser muy cuidadoso para así evitar la proliferación de bacterias y otros agentes. La higiene es fundamental en todos los aspectos del bebé, en especial en lo que hace a la alimentación.

Es por eso que antes de preparar la comida es importante lavarse las manos. Una vez secas habrá que repetir el proceso con las frutas y vegetales utilizados, lavándolos con cuidado e incluo, si lo desea, añadiendo una gota de vinagre mezclado con agua en ellos. Los utensilios también deben estar muy limpios.

Tanto los vegetales como las frutas deben estar cocidas antes de ser servidas. Luego habrá que extraer todas las semillas en caso de tenerlas y proceder a triturarlas hasta que se forme un puré uniforme para evitar que el bebé se atragante. Puedes usar leche materna, fórmula o agua para unir los ingredientes. La consistencia debe ser bastante líquida en un comienzo para luego usar menos líquido a medida que el bebé se acostumbra a comer el puré.

Se recomienda cocinar los alimentos al horno, al vapor o hervidas para que se ablanden sin perder sus nutrientes (vitaminas y minerales). También se puede hervir los vegetales con poco líquido para luego reutilizarlo en la preparación de la comida.

La carne y el pollo deben ser triturados con un poco de líquido quitando previamente la piel y la grasa. Cuando los bebés son algo mayores es posible cortarla en trozos muy pequeños.

Vía: Babycenter

Escrito por | 25 de junio de 2010 | 0 comentarios
Sin categoría.

Dejar los pañales, un proceso diferente para niños y niñas

Los niños y las niñas siempre han sido diferentes y no sólo se trata de sus anatomías sino de sus gustos y preferencias. También de su madurez y la forma en la que transitan los cambios. Si bien cada niño es un mundo hay algunas tendencias que reafirman las diferencias entre niños y niñas.

Una de ellas se advierte al momento de abandonar los pañales. Por lo general, las niñas lo hacen antes que los niños y hay muchas teorías que explican las razones. Una de las más consistentes repara en el papel que juegan las madres durante el proceso. Los niños aprenden no sólo a través de las palabras sino mediante el ejemplo y, en el caso de los pañales, las madres por lo general son las encargadas de llevar adelante el proceso ayudando a los niños a dejar los pañales.

En el caso de las niñas, ellas pueden experimentar, observar y copiar a sus madres mientras que los niños no pueden hacerlo y por esa razón tardan más en desprenderse de sus pañales. A esto se le suma el hecho de que los varones deben pasar por dos etapas de aprendizaje. Primero tienen que aprender a sentarse en el inodoro para luego aprender a pararse y hacer de pie. Estos dos escalones provocarían una demora en el pasaje.
Vía: Babycenter

Escrito por | 25 de junio de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.