julio del 2011

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al mes julio del 2011.

La cama infantil

Ya has comprado la cama. Tu hijo está muy animado con la idea de la novedad. Deja que participe en los preparativos, que vea como se monta, como se colocan las sábanas y el edredón. Coloca cerca de su cama una mesita con una lámpara, algún libro u objeto que le guste especialmente. Haz que la habitación cambie de aspecto. Ya no es la habitación de un bebé sino la de un niño. Además, sé atenta a estos puntos.

• Más vigilancia. Si no tienes interfono para vigilar el sueño de tu hijo, quizás convenga que pidas uno prestado hasta que se confirme que se ha ido acostumbrando a su nueva cama. El interfono te permitirá vigilar sus idas y venidas. Además, puede que él se sienta más seguro si te siente más cerca.

• Cuidado con las caídas. Es frecuente que los niños se caigan de la cama mientras duermen. La probabilidad aumenta cuando aún están acostumbrados a su cunita. Conviene que mientras se vaya haciendo a su cama, uno de los laterales esté colocado contra una pared. Al otro lado, puedes añadir una barrera protectora. Si te parece oneroso, coloca una silla pesada a la altura de su cuerpecito durante los primeros tiempos.

• Buenos hábitos desde el principio. Es muy importante que desde la primera noche, el niño adquiera buenos hábitos. Si le has impuesto no salir de su cama, lo debe cumplir.

• Es a partir de los 4 años cuando la imaginación se dispara y el niño tiene miedo de todo. Aunque no haya motivo para ello, el se encargará de inventarlo. Por eso, deja la luz del pasillo encendida, la puerta entreabierta y comunícale que no dude en llamarte si algo no marcha bien. Deja bien claro que has dicho “llamarte”, no levantarse a buscarte por toda la casa. Cuando lo haga, acude enseguida a su lado y felicítale por ser tan obediente.

Escrito por | 31 de julio de 2011 | 0 comentarios
Niños y Primeros años.

La vida para los prematuros

Hace tan sólo diez años, una siniestra sombra se proyectaba sobre el pronóstico vital de los bebés prematuros afectados por la enfermedad de la membrana hialina: la mitad de ellos fallecía. En la actualidad, gracias a la pronta instilación del sur-facíante, la sustancia necesaria para expandir los pulmones, fallecen menos del 20%.

En los recién nacidos normales, el pulmón se expande en cuanto recibe aire del exterior; ello se debe a que las celdillas se hallan tapizadas por una sustancia que impide su colapso. En los bebés afectados por la membrana hialina, esta sustancia, llamada surfactante, se ha sintetizado de forma deficiente, o se ha liberado mal. Los pulmones de estos niños son comparables a una esponja aplastada, cuyas celdillas están rígidas y no se pueden distender.

Aunque puede afectar a todos los recién nacidos, es mucho más frecuente cuando son prematuros. Los hijos de madres diabéticas también pueden nacer afectados por la enfermedad de la membrana hialina, que se observa asimismo en los nacidos por cesárea o de parto rápido, así como en los que han sufrido anoxia neonatal.
Debido a que el aire no puede llegar a los alvéolos respiratorios, los bebés afectados por la membrana hialina casi siempre fallecen por asfixia.

En una titánica lucha contra la muerte, el bebé debe echar mano de todos los recursos dotados por la naturaleza para poder respirar y pone en marcha la totalidad de los músculos respiratorios.

Ya que han sufrido de asfixia durante el parto, o a que desde el primer momento respiraron mal, algunos recién nacidos ya necesitan ser reanimados en la sala de partos.

Hasta ahora, el tratamiento de la enfermedad de la membrana hialina se basaba en la respiración asistida. A finales de 1989 fue aprobado en los Estados Unidos la utilización de un medicamento llamado factor sur-factante. Al principio, se utilizaron preparados que se obtenían de pulmones de animales porcinos y bovinos. El surfactante era depositado en los pulmones del recién nacido. Desde hace varios años se utiliza surfactante de forma sistemática en todos los niños que nacen con un peso menor de 1 500 gramos.

Escrito por | 31 de julio de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Parto.

Regurgitaciones y diarrea del bebé

¿La leche que toma un bebé puede producirle regurgitaciones?

Las regurgitaciones no se deben al tipo de leche que toma el bebé, sino a un funcionamiento inmaduro de la válvula que impide el reflujo del contenido estomacal hacia el esófago y la boca. Las regurgitaciones son frecuentes en los bebés muy pequeños. Conviene que, después de mamar, descanse un cuarto de hora con la cabeza un poco más alta que su estómago, tranquilamente instalado en los brazos de mamá, sobre un almohadón o en una tumbonita.

¿Cómo combatir la diarrea de un niño?

Todo depende de la edad del niño, del tipo de alimentación que recibe y de la naturaleza de la diarrea. Cuando el bebé sólo se alimenta con el pecho materno, lo normal es que una diarrea no impida que el niño mame. En cambio, el pediatra suele interrumpir la lactancia con biberón. Mientras se restablece la normalidad, lo que suele ocurrir a las 24 horas de iniciar el tratamiento, se sustituye la leche con un preparado especial que se añade al agua. Con esta solución, no hay peligro de que el bebé se deshidrate.

Además, recibe las sales minerales que pierde con la diarrea. Durante dos o tres días, el pediatra suele indicar la toma de una leche especial sin lactosa.

Luego, el niño puede volver a su alimentación habitual. El tratamiento es diferente cuando se ha iniciado la alimentación diversificada. Ciertos alimentos astringentes como el arroz muy hecho o el puré de zanahoria ayudan a controlar la diarrea sin interrumpir del todo la toma de alimentos. En cualquier caso, es conveniente que sea el pediatra quien indique los pasos a seguir. Él es el único que puede evaluar la gravedad del cuadro clínico y el estado general del niño.

Escrito por | 31 de julio de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Primeros años.

Consejos para peinar el pelo enredado

¿Problemas a la hora de peinar a tu pequeña/o? Este es un problema muy común entre los niños con el pelo fino como de bebé. La textura de su pelo es muy diferente a la de los adultos debido a su suavidad.
La razón más común por la que el cabello se vuelve enmarañado es la fricción y la electricidad estática creada al frotar el pelo frotándolo contra otros materiales. Cuando los cabellos se frotan entre sí y con la superficie cargada de electricidad estática, comienza a enredarse y si no es tratado los nudos cada vez serán peores y la rotura del cabello es inevitable.
Solución:
Lavar el cabello con un champú suave y utilizar un acondicionador para desenredar o cualquier otro producto
que torne el cabello suave y fácil de peinar. Frotar suavemente el producto con los dedos y y dejar que penetre en el pelo suavemente.
Luego hay que peinar el cabello con suavidad. Comenzar con un peine de dientes anchos (no es conveniente usar cepillo que creará más electricidad estática ) empezando por las puntas. Una vez desenredados los nudos grandes se puede cambiar a un peine más fino. Hasta puede ser necesario en algún caso utilizar unas tijeras para cortar algún pequeño mechón de pelo muy dañado y anudado, para evitar mayor confusión.
Animo! Lo que podría parecer como una tarea imposible al principio, con paciencia y mucha suavidad se puede lograr.

Escrito por | 30 de julio de 2011 | 0 comentarios
Pelo y Primeros años.

¿Se deben operar las vegetaciones?

Aunque en algunos casos la intervención de adenoides (glándulas linfáticas situadas en la cavidad interna de la nariz) es necesaria, la mayoría de las operaciones que se hacen hoy en día no los son. No es nada infrecuente por diferentes razones, que el sistema oído-nariz-garganta se encuentre excesivamente sensible y reaccione con facilidad a cualquier cambio medioambiental.

Para reducir el riesgo de adenoiditis es importante que el niño tenga una alimentación sana. Es necesario estimular el consumo de frutas y verduras (ricas en vitaminas y oligoelementos), y también tener en cuenta que la ingesta de lácteos y huevos puede ser una de las causas de los problemas lifáticos de repetición.

Abrigar demasiado a los pequeños, fumar en exceso delante de ellos y una calefacción muy fuerte  (sobre todo si reduce demasiado el nivel de humedad) son los otros factores que pueden provocar rinitis e inflamaciones en las mucosas y en las glándulas nasales. Por su parte, el uso de antibióticos es innecesario en la mayoría de estos procesos, ya que destruyen la flora intestinal dejando las defensas más debilitadas.

Solo se deberían extirpar las adenoides cuando haya un proceso de otitis de repetición a consecuencia de ellas.

Escrito por | 30 de julio de 2011 | 0 comentarios
Primeros años y Salud.

Remedios para el hipo

El hipo es la contracción brusca e involuntaria del diafragma, músculo que separa el tórax del abdomen. Las causas que lo provocan son muchas y muy variadas. Y son varios los remedios eficaces frente a los ataques de hipo, aunque no siempre dan resultado. Uno de los remedios para el hipo más conocidos y útiles es beber agua a pequeños sorbos, lentamente, sin respirar y tapándose la nariz.

A veces retener la respiración durante unos treinta segundos o una respiración profunda es suficiente. Tomar unas cucharaditas de miel o tragar trocitos de hielo. Si esto no diera resultado puedes intentar con algunas compresas abdominales calientes, también puede ayudar un suave masaje sobre el estómago o la compresión de esta zona con las rodillas dobladas sobre el vientre.

Escrito por | 30 de julio de 2011 | 0 comentarios
General y Niños y Primeros meses.

El trabajo y el tabaco para la embarazada

Otro factor que contribuye al aumento de los partos prematuros en las mujeres que trabajan fuera de casa es la falta de control médico. Más preocupadas por cumplir con sus tareas, hoy el fantasma del despido planea en todos los lugares de trabajo, y la futura madre lo teme especialmente, que por el cuidado del bebé que están gestando, no es raro que las trabajadoras descuiden su embarazo y no asistan a todos los controles médicos necesarios.

Otras veces, con el fin de poder disfrutar durante más tiempo del recién nacido, suelen dejar para después del parto la mayor parte de los días que les corresponden por maternidad. Con frecuencia nos encontramos en la consulta de pediatría con madres que, llenas de orgullo, manifiestan que han trabajado hasta el último día. Lo que ellas no saben es que este exceso de celo en el cumplimiento de las obligaciones laborales puede repercutir desfavorablemente en la salud del nuevo ser.

EL TABACO TAMBIÉN

El hábito de fumar produce en el organismo de la mujer embarazada una serie de cambios nocivos, tanto para ella como para el futuro bebé. No debemos olvidar que la nicotina traspasa la barrera placentaria, una especie de filtro depurador de las sustancias que llegan al feto. Está demostrado que la tolerancia a la nicotina está muy disminuida durante la gravidez. Este tóxico favorece la liberación de ocitocina, una hormona que estimula las contracciones uterinas y desencadena el parto.

El bajo peso al nacer es una de las principales causas de mortalidad neo y perinatal, así como de las dificultades respiratorias que padece el neonato. El hábito de fumar más de 20 cigarrillos diarios aumenta la frecuencia de partos prematuros. Como término medio, los hijos de aquellas mujeres que fuman por encima de 10 a 15 cigarrillos diarios pesan entre un 10 y un 15 por ciento menos que el peso óptimo deseado.

Escrito por | 29 de julio de 2011 | 0 comentarios
Parto y Primeros días.

Leche de crecimiento y estreñimiento del bebé

¿Hasta qué edad conviene que un niño tome leche de crecimiento?

Lo ideal es que la tome hasta los 3 años. A esta edad, su dieta es tan diversificada que todas sus necesidades están cubiertas con los alimentos con los que se nutre. La leche de vaca se convierte entonces en un elemento básico de su alimentación hasta pasada la adolescencia.

Mi bebé tiene tendencia al estreñimiento. ¿Qué puedo hacer?

Indícale a tu pediatra el problema, señalándole el ritmo de sus deposiciones con exactitud. No todos los niños evacúan con la misma frecuencia. Lo que a ti te parece una anomalía puede situarse dentro de lo normal. Si, en efecto, tu hijo padece estreñimiento, puede que tu pediatra decida prescribirte una leche que contenga más lactosa, lo que favorece el tránsito intestinal.

A los 3 meses, puedes ofrecerle un poco de zumo de naranja rebajado con agua. Esto suele ayudar a que tenga deposiciones más blandas. A partir de los 5 meses, tu hijo empezará a alimentarse con cereales sin gluten y luego con purés. La alimentación diversificada suele terminar con este pequeño problema. Si persiste, puedes ayudarle aumentando la presencia de fibra en su dieta, por ejemplo, con las compotas de ciruelas o melocotones. Además de estos remedios caseros, existe ya una papilla integral en el mercado. Es conveniente introducirla en la dieta del niño como hábito, alternando con las otras papillas, por su efecto regulador del tránsito intestinal. También se vende en las farmacias una papilla con avena de efecto laxante.

Nunca debes recurrir a la estimulación del ano con cerillas o termómetros o a los supositorios para regular sus deposiciones. Medidas de este tipo sólo pueden ayudar a que un problema menor se vuelva crónico.

Escrito por | 29 de julio de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Primeros días.

El estrés y los partos prematuros

Teléfono móvil, bocinazos y dificultades para aparcar… todos los días la embarazada que trabaja padece innumerables factores que la estresan. Además, en el metro debe subir y bajar escaleras, y a la salida del trabajo debe cargar con las bolsas de la compra.

Existe una clara relación entre el estrés y los partos prematuros. Contribuyen a desencadenarlos las prisas de la vida actual y las exigencias a que se ve sometida la mujer que, además de ocuparse de las labores domésticas, trabaja fuera de casa.

Algunos investigadores relacionan el desencadenamiento del trabajo de parto con un aumento en la secreción de glucocorticoides, unas sustancias fabricadas por las glándulas suprarrenales, también conocidas con el nombre de hormonas del estrés.

El parto se puede desencadenar por un susto, un fuerte disgusto o una intensa situación de estrés. El día en que se produce, la glándula suprarrenal de la madre segrega grandes cantidades de hormonas del estrés: la adrenalina y la ñor adrenalina. También los disgustos y las preocupaciones estimulan la descarga de estas sustancias. Al producir intensas contracciones uterinas, la mezcla de ambas es capaz de desencadenar el parto.

Como es lógico, en el organismo de una madre estresada circula una cantidad mayor de estas hormonas. En la actualidad, ésta es una de las causas de que el bebé nazca antes de tiempo.

Escrito por | 28 de julio de 2011 | 0 comentarios
Embarazo y Parto.

De la cuna a la cama

Por fin te has decidido. Has desarmado su cuna y en su lugar reina en la habitación una magnífica cama nueva. El niño parece encantado con el cambio. A la hora de dormir, como de costumbre le mimas un poco, apagas la luz y te vas al salón. No han pasado 5 minutos cuando llega todo sonrisas: “Mamá, no puedo dormir”. Le vuelves a acostar y de nuevo se levanta. Así, hasta que te cansas y le dejas estar contigo y el niño termina dormidito delante de la televisión.

Siendo la primera noche, piensas que te conviene ser indulgente. Pasa una semana, transcurre un mes y todo sigue igual. Estás ya pensando en volver a armar la cuna. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué pasar de la cuna a la cama está resultando tan complicado?

Nadie puede saber cómo va a reaccionar tu hijo al dormir en una cama de niño mayor. Sin embargo, algunos indicios pueden informarte sobre la oportunidad de la medida, pues es importante evitar que sea una decisión prematura. Veamos cómo se comporta un niño que está preparado para el cambio.

• Ya ha aprendido a entrar y salir de la cuna sólito.
• Cuando le acuestas, se queda dormido sin mayores problemas.
• El mismo ya ha pedido dormir en una cama.
• Es bastante obediente y te entiende cuando le das explicaciones.
• Camina, corre, baja y sube escaleras, da saltitos con bastante seguridad.
• En su habitación puede quedarse a solas sin correr peligro.
• Vive la perspectiva de dormir en una cama como algo positivo y bueno.

Es muy frecuente que el paso de la cuna a la cama se complique cuando está motivada por el nacimiento de un hermanito. Esta situación puede avivar celos en un momento ya de por sí delicado. Por eso, conviene ser prudente y permitir que duerma en su cuna de siempre si puede sentirse desplazado. Mientras tanto, quizás se pueda encontrar una prestada para el bebé.

Escrito por | 28 de julio de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Primeros años y Ropa y accesorios.

Artículos más antiguos »