10 de octubre de 2011

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 10 de octubre de 2011.

Control de esfínteres

Controlar esfínteres no se aprende por repetición como leer o escribir. Se aprende cuando se está listo, como caminar o hablar. Sin embargo, la mayor parte de las madres están convencidas de que pedir pis es una conducta que se aprende. Más aún, la cultura occidental fija un plazo: los dos años para que el niño pida ir al baño a hacer sus necesidades.

Otro de los hitos es el verano. Haya cumplido o esté cerca de los dos años más la temperatura ambiente es el indicador que les dice que ya pueden sacarle los pañales. No se tiene en cuenta que la madurez de un niño no tiene plazos fijos. Generalmente, es cerca de los tres y en algunos casos de los cuatro años cuando está dispuesto a aprender esta nueva habilidad que lo incorpora al mundo de los independientes.

De lo contrario, los niños que frente a la demanda de los adultos hacen esfuerzos por controlar esfínteres, ante cualquier dificultad se derrumba el esfuerzo desmesurado y se les escapa el pis. Como todas las etapas de la crianza la mejor actitud es la de esperar paso a paso la madurez del niño.

Escrito por | 10 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Primeros años.

Toxoplasmosis congénita

Para la mujer embarazada, la toxoplasmosis congénita suele ser leve y no evidente, sin embargo, el feto se expone a severos riesgos antes y después de nacer, entre ellos, muerte intrauterina, aborto espontáneo, secuelas neurologías (retardo mental) y pérdida parcial o total de la visión en los primeros veinte años de vida.

Se trata de una enfermedad causada por la infección del feto con un parásito llamado Toxoplasma gondii durante la gestación, como consecuencia de una infección de la madre. El parásito se halla en forma de quiste en los tejidos de los animales infectados o bien como quistes (que son eliminados en la materia fecales de los felinos). Por eso, las vías de contagio pueden ser digestiva, cuando se ingieren carnes crudas, o inhalatoria si hay un gato infectado en la casa.

Como la enfermedad es comúnmente asintomática en el adulto hay que realizar pruebas de laboratorio durante el embarazo. Las futuras madres, o aquéllas que planean serlo, pueden hacerse un examen serológico para determinar si corren el riesgo de sufrir toxoplasmosis, según la presencia o no de anticuerpos para toxoplasma en su sangre.

Hay que tener en cuenta que la detección de la infección primaria de la embarazada permite realizar un tratamiento que protege al bebé. Además, hay algunas pautas de prevención simples que pueden ser muy útiles:

  • No comer la carne cruda o mal cocida.
  • Lavarse las manos frecuentemente, sobre todo antes de comer.
  • Consumir frutas y verduras bien lavadas.
  • Evitar contacto con arenas o tierra, con a potenciales residuos de heces de felinos.
  • Si realiza tareas de jardinería utilizar guantes.
  • Al manipular carne cruda hacerlo con guantes y limpiar bien la superficie de trabajo.
  • Realizar el control serológico según las recomendaciones de su médico.

Escrito por | 10 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Embarazo y Salud.

Primeras semanas junto al bebé

Planifique dedicar todo su tiempo inmediatamente después del nacimiento de su bebé. No sienta que debe retomar enseguida su vida normal. Si intenta hacerlo, se agotará y perderá la posibilidad de disfrutar de los primeros días de su nuevo bebé.

  • Provisiones: asegúrese de tener la alacena bien provista antes del parto y de tener todas las cosas que pueda necesitar: sus comidas nutritivas preferidas, bebidas (necesitará ingerir mucho líquido si da de mamar), ropa, almohadones, repasadores suaves y pañales.
  • Cuidarse: usted y su marido cuidarán del recién nacido y su marido la cuidará a usted ¡A no escatimar mimos!
  • Vincularse: dense el tiempo y el espacio para conocerse y relacionarse con el nuevo bebé.
  • Descansar: haga de su cama el centro de la casa: converse, diviértase, retoce y coma allí.
  • Visitas: restrinja los horarios de visita. No se sienta obligada a hacer de anfitriona y ponga en la puerta de entrada un letrero que diga que está descansando si siente que no desea ver a nadie en ese momento; siempre pueden volver en otra ocasión.
  • Llamadas: si tiene un contestador telefónico, puede cambiar el mensaje e incluir el anuncio del nacimiento de su bebé.

Quizás también pueda agregar que en ese momento está descansando, pero que estará encantada en conversar dentro de unos días.

Escrito por | 10 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Primeros días.

Los niños que no prestan atención

No escuchan lo que se les pide, en el colegio se distraen y no se pueden quedar quietos: el déficit atencional en la infancia es un problema que debe diagnosticarse y tratarse para que los niños puedan mejorar su rendimiento. Todos los niños se distraen con facilidad, sin embargo, el déficit atencional, como lo diagnostican los expertos, se manifiesta a través de ciertos síntomas. Estos son los principales.

• Fallas de atención en, por lo menos, dos lugares (puede ser en el hogar, en la escuela o en el grupo social). Estas conductas suelen presentarse antes de los siete años y tener más de seis meses de existencia.

• Los niños con déficit atencional pueden manifestarlo a través de la hiperactividad (les resulta muy difícil quedarse quietos, hablan excesivamente, no pueden quedarse sentados, etc.) o a través de un permanente estado de ensoñación.

• No siguen las instrucciones que se les imparten.

• Evitan las tareas que requieren esfuerzos y descuidan sus actividades diarias.

• No terminan lo que empiezan, cambian de una actividad a otra dejando abandonadas tareas que abordaron con entusiasmo.

• Pueden ser impulsivos y poco tolerantes ante la frustración.

Escrito por | 10 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Niños.