31 de octubre de 2011

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 31 de octubre de 2011.

Más consejos al comprar la ropa de los niños

Ropa cómoda y de calidad. Ese parece ser el secreto a la hora de crear el guardarropas de tu hijo. Para lograrlo, no sólo debes tener en cuenta las tendencias de la moda infantil y lo que ofrecen las marcas más prestigiosas del mercado sino también atender a cuestiones más terrenales como el uso diario, la durabilidad, etc.

Si compras calcetines, elige los de tubo sin talones preformados para que los niños puedan usarlos durante mucho tiempo y no les queden chicos. Compra todos los calcetines de la misma marca y color para no tener problemas al aparearlos.

Si estás por comprar un nuevo pijama intenta elegir siempre de la misma marca, color y diseño pues entonces podrás combinarlos con pantalones y camisetas de distintos juegos si la talla y las proporciones de tu hijo cambian.

Lo mejor es elegir ropa con cintura elástica y pantalones o faldas con tirantes para que no se le caigan. Evita la ropa ajustada pues le quedará pequeña muy rápido. Tampoco se recomienda elegir prendas de tejidos artificiales pues son muy calurosas y poco cómodas.

Si eliges pijamas con pies con suelas de plástico, puedes hacerles un pequeño agujero en el centro de la suela para evitar que transpiren mucho los pies del niño.

Por último, elige chaquetas anchas y con mangas enrolladas o a la medida pues entonces podrán usarlas un par de inviernos.

Escrito por | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

Consejos al comprar la ropa de los niños

Para que la ropa de los niños dure y permanezca intacta a pesar del uso y los muchos lavados es necesario comprar con inteligencia, eligiendo no sólo aquéllas prendas bonitas que se asoman en el horizonte sino también las que son prácticas y duraderas.

Recuerda que lo mejor es comprar ropa unisex no sólo porque por lo general es más resistente sino porque además la podrán usar todos tus hijos. Al momento de elegir la ropa de calle, intenta que sea algo más grande para que pueda llevar varias capas debajo. Por otra parte, ten en cuenta que esta ropa suele ser más cara por lo que entonces podrá usarla cuando crezca.

Evita la ropa barata pero de baja calidad pues a la larga te saldrá más cara. Si eliges prendas de calidad para el uso diario, es probable que le dure más tiempo y además la puedan usar sus hermanos más tarde.

Un buen recurso a la hora de controlar a los niños es comprarles ropa de colores fuertes. No sólo es más noble a la hora del uso y no se mancha mucho sino que además te permitirá distinguirlos en el parque y en la calle.

Escrito por | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

Consejos para hacer durar la ropa de los niños

No estamos en momento de realizar grandes gastos sino de ahorrar. Claro que los peques poco saben de la materia y así es como se empeñan en seguir creciendo y así es como la ropa les queda chica con apenas unos pocos meses de uso.

Pero no es hora de comprar sino de adaptar la ropa de los niños para seguir usándola.  ¿Cómo? Bien, puedes comenzar con algunas buenas ideas:

– cuando los pijamas les queden cortos, simplemente córtales los pies y cóselos nuevamente para que puedan usarlos algunos meses más.

– En el caso de los vaqueros, puedes reforzar las rodillas tanto en la parte interior de los pantalones como en su parte exterior. Cuando era pequeña detestaba las rodilleras pero hoy están muy de moda por lo que puedes crear vaqueros muy modernos. Otra idea es utilizar los restos de tela del dobladillo de las perneras para así conservar el estilo del pantalón.

– Puedes transformar los pantalones largos que les han quedado chicos en bonitos pantalones cortos. También en el caso de pantalones que se hayan gastado las rodillas.

– Cuando le quede corta una chaqueta en la que has gastado una fortuna, puedes cortarle las mangas para transformarla en un chaleco.

– Por último, pueden pintar con un rotulador o un lápiz indeleble la línea blanca de los vaqueros cuando le bajes el dobladillo.

Escrito por | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

La panza después del parto

En realidad, todos los cambios que se producen después del parto ayudan a la madre. Pero el más ansiosamente esperado por ella suele ser el de recuperar su vientre plano. Basta ver el gesto que todas las recién estrenadas madres repiten una y otra vez en las primeras horas después del alumbramiento: con una mano acarician al bebé y con la otra recorren el abdomen en toda su extensión. La piel y el tejido conjuntivo tuvieron que ceder tanto durante el embarazo que tardan en volver a adaptarse a las nuevas circunstancias. Esto es lógico, pero cuesta acostumbrarse.

Actualmente, en las maternidades suelen permitir que las madres se levanten antes de dejar la sala de partos para ver su estado físico y también porque, al estar de pie, la herida producida en la pared de la matriz deja de sangrar antes. Este primer paseo queda grabado en sus memorias. Ya acabó todo. Mientras los padres, entusiasmados, no dejan de mirar al recién nacido, la mamá también es atentamente observada.

El personal que la ha ayudado en el parto vigila que su organismo funcione con total normalidad. Se trata de comprobar si sangra más de la cuenta, si la hemorragia disminuye con normalidad y si la placenta se ha desprendido limpiamente, sin dejar restos dentro del útero.

Escrito por | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.