marzo del 2012

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al mes marzo del 2012.

Baberos infantiles Microorganismos

Microorganismos es una colección de artículos infantiles lanzada al mercado por Bebé Due, en ella se encuentra todo tipo de complementos y accesorios, desde los más grandes a los más pequeños. En este caso les mostramos los baberos infantiles de esta colección.

En la imagen, a la izquierda, podemos ver el babero con mangas largas Microorganismos, con él los pequeños no podrán mancharse la ropa al momento de comer, se ajusta con elásticos que tiene en las mangas y tiene un refuerzo en el cuello, por supuesto confeccionado libre de bisfenol A.

El babero que puede verse a la derecha es más parecido a los tradicionales en cuanto a su diseño, se ajusta al cuello y puede considerarse perfecto para el bebé desde el nacimiento. Tiene bolsillos para evitar que los restos de comida caigan al suelo actuando como depósito.

La decoración de los dos baberos es con microorganismos, muy divertidos, que hacen juego con el resto de la línea. Para conocer los baberos infantiles Microorganismos y el resto de la colección puedes visitar la web oficial de  Bebé Due.

Escrito por | 31 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Ropa y accesorios y Ropa y accesorios.

Balanza electrónica para bebés

Un accesorio que puede considerarse útil para el control del desarrollo del bebé es la balanza, en este caso les presentamos la balanza electrónica para bebés Primichili. La diferencia de esta balanza con respecto a otras en el mercado es su tecnología, la precisión que se logra con la tecnología digital de cuatro detectores es mucho mayor, y cuando hablamos de crecimiento de bebés unos gramos sí cuentan! Esta balanza tiene un tope máximo de 20 kilos así que será utilizable por un largo período.

La balanza para bebés es una balanza pediátrica que se ha diseñado y fabricado teniendo presente las necesidades de las familias ante el seguimiento del crecimiento de sus hijos, para poder controlar metódicamente el percentil en el que se encuentra el peso del bebé. Es posible memorizar pesos anteriores y estos podrán ser consultados posteriormente en una pantalla LCD, presentándose en gramos, libras o stones.

Todos sabemos que pesar a un bebé puede ser un tanto complicado, sobre todo por sus movimientos, los que hacen ir variando el peso que la balanza nos da, sin embargo la balanza Primichili tiene un sistema estabilizador, con este se eliminan los efectos de los movimientos del bebé, evitando errores. Tampoco es necesario pesarlo desnudo ya que utilizando la tara puede pesarse antes su bata o toalla antes de colocar al bebé.

Para conocer más detallles de la balanza electrónica para bebés Primichili visita la página web de Brevi.

Escrito por | 31 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Bebés y Ropa y accesorios y Salud.

Micrófono infantil

El micrófono infantil efectos sonoros es un juguete para niños de entre 3 y 8 años de edad, con él se divertirán sanamente imitando a sus cantantes preferidos. Pero no es solo un micrófono ya que cuenta con otras funciones que lo hacen más atractivo aún.

Estéticamente es muy lindo, con preciosos colores y botones simples para funcionar, su fabricante lo realizo en ABS, plástico resistente al mal trato que a veces le dan los niños a sus juguetes por lo que es perdurable, sin contener elementos tóxicos para la salud de los pequeños.

Emite luces de colores y suenan melodías diferentes que junto con los efectos, como por ejemplo el sonido de un público que ovaciona, lo hacen único. Es muy divertido, para los niños y sus padres, que pueden divertirse escuchándolos y hasta participar compartiendo un lindo momento. Con él se expresarán y se estimulará su imaginación y sentido musical. Si quieres conocer más detalles visita la web de Imaginarium.

Escrito por | 30 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Juguetes, libros y juegos.

El complejo de Edipo

No hay nada en el complejo de Edipo de antinatural ni de aberrante. Sencillamente, la naturaleza es anterior a la cultura, y el niño todavía no ha interiorizado por completo nuestras normas culturales, entre ellas el tabú del incesto.

Hasta aquí el asunto no ofrece mayor problema. A fin de cuentas la propia realidad se encarga de que las cosas no lleguen a mayores, por mucho que el niño o la niña puedan decir a veces: “Papá -o mamá- cuando crezca me voy a casar con vos“.

Pero las batallas que se libran en el campo de la fantasía, a veces, son tan importantes como las que se libran en el campo de la realidad. Porque el “enamoramiento” del niño hacia mamá necesariamente debe hacerlo sentir a papá como un rival, y esto provoca un importante sentimiento de culpa. A la nena le ocurre a la inversa, y con el agravante de que su actual rival (mamá) había sido, cuando ella era bebé y también cuando daba sus primeros pasos, el personaje central y primordial de su vida.

El drama está servido. La atracción por papá o mamá pueden vivirla la niña o el niño conscientemente -ya hemos dicho que a veces dicen querer desposarlos-, pero la rivalidad con el progenitor del mismo sexo se mantiene más o menos inconsciente, debido al sentimiento de culpa que provoca. ¿Cómo admitir que a uno le molesta y hasta desearía la desaparición de esa persona tan querida? Papá y mamá, no lo olvidemos, son, con diferencia, las personas más amadas e importantes para un niño de esta edad.

Esta novela familiar se manifiesta de múltiples maneras. Los niños quieren llamar a toda costa la atención de mamá con sus gracias y proezas. Las niñas despliegan un encanto irresistible -y a esta edad les resulta fácil- en su trato con papá. Y la rivalidad se hace notar. “Mi hija-nos cuenta una lectora- me trata de una manera un tanto despótica, a veces francamente insoportable, y en cambio con su papá se deshace en remilgos. La verdad es que a veces estoy desconcertada.”

Pero no debemos asustarnos. Esta etapa, como ya hemos dicho, es tan normal como pasajera. Una fase que también nosotros hemos pasado, aunque no guardemos recuerdo. En primer lugar porque aquellos años tan tempranos han quedado muy lejos. Pero además porque, una vez cerrada dicha etapa, las emociones y vivencias relacionadas con esta temática sufren una férrea censura y sucumben al olvido, entrando a formar parte de nuestro mundo inconsciente. Donde hubo fuego, ¿cenizas quedan?

Escrito por | 30 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Primeros años.

Lavamanos infantil Space

Los niños entre 15 y 36 meses deberían estar incorporando ciertos hábitos de higiene, entre ellos el de lavarse las manos, este es un hábito importante sobre todo para prevenir enfermedades, recordemos que los pequeños suelen tocar todo lo que ven, o se tiran a menudo al piso, que por más limpio que esté puede tener gérmenes.

Con este minilavabo OK Baby el niño aprenderá jugando a utilizar el agua y el jabón para higienizar sus manos, también podrá lavarse los dientes y mirarse en el espejo. Es posible que se transforme en un lugar más de juego sobre todo para los juguetes de agua. Tiene espacio para colocar jabón, toallero y hasta dos vasos.

Puede colocarse en la bañera o incluso en el bidet del baño con un simple sistema de enganches y cuando este no se use pude guardarse simplemente plegándolo, por lo que no ocupará espacio extra.

Visita la página oficial de OK Baby y conoce más detalles como por ejemplo los colores en que se presenta.

Escrito por | 29 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Niños y Primeros años y Ropa y accesorios.

Torre apilable infantil


La torre apilable infantil es un juguete de Spielzeug, una marca alemana, hecha en madera y que contribuye con el aprendizaje del niño, incluso puede ser considerada un elemento decorativo cuando el niño ya no la utilice más.

Se puede decir que esta torre apilable entra en la categoría de los juegos de bloques, de piezas, que permite colaborar con la destreza manual de los pequeños, su motricidad y  pensamiento lógico entre otras habilidades.  Sus colores son bien llamativos y la cantidad de piezas diferentes son seis, que deben acomodarse según sus tamaños para formar la pirámide.

Para comenzar una de las piezas, la primera, tiene una guía que ayudará a colocar las siguientes. Esta particularidad puede hacerles pensar que el juguete es muy fácil, lo que no es tan así, ya que en la edad adecuada puede ser un reto que además de enseñar divertirá al niño.

Puede visitarse la página oficial del fabricante y conocer el catálogo en donde se encontrarán este y otros juguetes educativos.

Escrito por | 29 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Juguetes, libros y juegos.

Accidentes de niños en la cocina

La cocina es el lugar en el que se producen más accidentes. Por eso, hay que impedir que entren en ella sin vigilancia.

No se deben usar envases de comestibles para guardar restos de sustancias venenosas, ni dejar insecticidas esparcidos en los rincones. La puerta de la heladera y del freezer deben estar libres de imanes pequeños (que pueden tragarse). Los objetos peligrosos (productos  de limpieza, cuchillos, abrelatas, tijeras, bolsas de plástico, etc.) tienen que estar siempre en lugares inaccesibles (en altillos o en armarios o cajones con cerradura).

Los medicamentos, bebidas alcohólicas o botellas de vidrio que se almacenan dentro deben ponerse en los estantes superiores. El cesto de los residuos debe estar siempre cerrado y fuera de su alcance.

Si el horno está bajo hay que instalar un seguro y mantener al niño lejos mientras se usa (la puerta desprende calor y puede causarle quemadoras). Debemos procurar cocinar en los quemadores que están pegados a la pared y con el mango de los utensilios hacía dentro, Para mayor seguridad, conviene colocar una pantalla protectora y, al terminar de cocinar, cerrar las llaves de paso y, si es posible, sacar fas llaves de la cocina y el horno para impedir su manipulación accidental, cafetera, tostadora y otros electrodomésticos deben desconectarse después de usarlos; la plancha, además, tiene que estar fuera del alcance de los chicos hasta que se enfríe completamente.

En el lavavajillas, hay que colocar los cubiertos al final, justo antes de ponerlo en funcionamiento, y con las puntas siempre hada abajo.

Escrito por | 29 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Niños y Salud.

La etapa edípica

“Mi hijo me preguntaba cuándo le íbamos a traer un hermanito”, cuenta una madre, “Yo le dije que papá y yo lo estábamos intentando, pero no lo lográbamos, a lo que él me respondió: ‘¿Te puedo ayudar yo?’.”

Frases como las que hemos reproducido hace un momento están a la orden del día entre los niños y niñas de esta edad y obedecen al famoso complejo de Edipo del que todos hemos oído hablar alguna vez. Esta etapa llamada “edípica” en nenas y varones, encierra un conflicto muy normal, entre los muchos que plantea el hecho de crecer.

La palabra “complejo” no significa  aquí nada anormal o patológico, sino  sólo la “complejidad” de la madeja de sentimientos que embargan a los niños  y niñas de esta edad, así como el carácter inconsciente, al menos en parte, de dichos sentimientos.

La etapa edípica se extiende aproximadamente entre los tres y los seis años. Consiste,  digámoslo ya, en que los niños desarrollan una intensa adoración por el progenitor de otro sexo. Se han hecho ya conscientes de la diferencia y atracción entre los sexos. Entonces, lo que ocurre es que el niño siente a su madre como la primera mujer de su vida, mientras que la nena siente a su padre como su primer gran amor.

Escrito por | 28 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Niños y Padres.

Recomendaciones para evitar accidentes en el hogar

La mayoría de los accidentes caseros se pueden  evitar con precauciones simples que deben adoptarse en función de las características de la vivienda, las peculiaridades y costumbres familiares y, sobre todo, la edad, habilidades y temperamento de los niños que habitan en ella.

Lo primero que hay que hacer es descubrir dónde están las fuentes de peligro. Para eso lo mejor es ponerse a la altura del niño (por ejemplo, en cuatro patas) y rastrear la casa desde esa perspectiva.

Así se advierten los puntos críticos:

  • Debemos fijamos en bordes afilados, sustancias tóxicas almacenadas en estantes bajos, alacenas con vajilla y cubertería al alcance de la mano, cables a ras del suelo, enchufes desprotegidos, etc.
  • En comercios especializados se pueden encontrar un sinfín de elementos diseñados para salvaguardar a los niños de los peligros domésticos: cantoneras para esquinas puntiagudas, pestillos para armarios y ventanas, topes para puertas y cajones, etc. Colocar dispositivos de este tipo no garantiza que el niño no se accidentará nunca, pero reduce enormemente las probabilidades. En cualquier caso, los mecanismos de seguridad no pueden sustituir la supervisión de un adulto, que es siempre indispensable.
  • Es importante que las medidas preventivas que se adopten sean compatibles y respetuosas con la actividad infantil, y que restrinjan lo menos posible la libertad de movimientos. Los niños deben poder corretear, jugar y explorar a su antojo, sin correr riesgos y sin tener que estar todo el tiempo escuchando la palabra cuidado. Las prohibiciones constantes -“no hagas eso”, “no lo toques”, etc.- son estresantes para los padres y muy frustrantes para los niños pequeños.
  • Por muchas precauciones que se tomen, nunca hay que bajar la guardia. A medida que el niño crece, puede ser necesario introducir cambios para adaptarse a los nuevos riesgos: lo que es seguro para un chico de uno o dos años, puede no serlo para uno de tres.
  • No debemos olvidar que los niños son siempre imprevisibles y aprenden muy rápido. La regla de oro para evitar desgracias es no subestimar nunca sus capacidades y anticiparse a sus ocurrencias. “Facundo (dos años y medio) se quedó solo en la cocina, mientras yo iba a atender el teléfono”, cuenta su madre. “Segundos después, apareció en el living con un cuchillo que estaba colgado en la pared. Mi hijo lo había tomado subiéndose a una banqueta. Nunca imaginé que pudiera hacer eso. Ahora guardo todos los cubiertos bajo llave.”

Escrito por | 28 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Salud.

Accidentes de niños en el hogar

Una de las tareas ineludibles que los padres deben acometer (y mejor temprano que tarde) es la de acondicionar el entorno en que viven a las necesidades de sus hijos, tomando las medidas necesarias para garantizar su seguridad. Los accidentes son una de las primeras causas de hospitalización, y de muerte, durante la infancia, y la mayoría de ellos tiene lugar en el propio hogar. Este constituye un foco de amenazas innumerables: detergentes, insecticidas, tijeras, hojas de afeitar, fármacos, cosméticos y electrodomésticos son sólo algunos de los elementos de uso cotidiano potencialmente peligrosos que se pueden encontrar en casi todas las casas, a menudo en lugares de fácil acceso y sin ninguna protección.

Aunque cualquier niño puede ser víctima de un accidente doméstico, los de dos años son especialmente vulnerables. Curiosos, inquietos e independientes, no paran de moverse y están descubriendo nuevas destrezas físicas: ya pueden correr, saltar,  trepar; sin embargo, aún no  tienen capacidad para prever las consecuencias de sus actos ni para reconocer los posibles riesgos, lo cual configura una mezcla explosiva.

Según las estadísticas, los niños de uno a tres años son propensos a los golpes, las caídas y las heridas de carácter . No obstante, también están expuestos a sufrir otros percances menos frecuentes, pero mucho más graves, como son intoxicaciones (por fármacos y productos  de limpieza), quemaduras extensas (con líquidos y recipientes calientes), caídas desde gran altura (ventanas o terrazas), ahogamientos (en piletas y bañeras),  electrocuciones (al manipular enchufes o aparatos eléctricos) y asfixia (por atragantamiento con objetos pequeños).

Escrito por | 27 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Primeros años.

Artículos más antiguos »