mayo del 2012

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al mes mayo del 2012.

Dejar los pañales, un largo aprendizaje

El proceso de dejar los pañales es largo y requiere de paciencia. Comienza cuando los padres establecen las primeras conversaciones sobre el tema con sus hijos y concluye muchos meses después cuando el niño utiliza el inodoro en forma natural.

Todos deseamos que llegue el día en que nuestro hijo se sienta en el váter o en el orinal y lo utiliza por primera vez pero… ¿qué sigue después?

Ese día es muy especial y es por eso que cuando ocurra el acontecimiento hay que felicitar a nuestros hijos, mimarlos, acariciarlos y llenarlos de elogios. Pero la proeza no es sinónimo de éxito y esta rutina es apenas el comienzo.

Sólo cuando los niños utilizan el inodoro o el orinal varias veces podemos dar por concluida esta etapa. Antes de eso, se trata de reforzar el concepto, recordarles a los niños que deben ir al baño y realizar sesiones de práctica. Este proceso demora entre uno y dos meses. Pasada esta etapa y cuando para el niño esta costumbre pasa a ser cotidiana estamos en condiciones de ponerle ropa interior que incluso puede ser elegida por él.

Escrito por | 31 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Niños.

Cortinas para la habitación del bebé

Uno de los momentos más mágicos de la espera de un bebé es preparar su cuarto, buscar los muebles más lindos, los peluches y adornos que llenarán de vida la casa llena de ilusión a todos los padres, más aún si es por primera vez. Es probable que cambiemos de idea en muchas ocasiones porque la verdad que en el mercado se pueden encontrar modelos de habitaciones infantiles de ensueño por lo que hay que tomarse su tiempo para definir el estilo y que después no quede recargada de objetos.

Si se cuenta con tiempo y un poco de dinero extra para la decoración de la habitación del bebé tengan presente esta propuesta. La empresa GRAstudio presenta unas cortinas muy originales llamadas  Twinkle Curtain. Se trata de unos cortinados que cumplen dos funciones, la primera y más obvia, limitar el acceso de la luz, pero la que más nos llama la atención es su capacidad de decorar un ambiente y hacerlo completamente diferente a los que vemos regularmente.

La tela de la cortina cuenta con calados en formas de estrellas, de diferentes tamaños, a través de los cuales pasará la luz, esa misma que tratamos de evitar, pero que dará a la habitación una ambientación mágica. Esa luz que pasa proyectará sobre las superficies que encuentre preciosas estrellas como puede verse en las imágenes.

El ambiente se torna sumamente agradable y tranquilizador, transmitiendo a los pequeños una calma incomparable al momento de descansar. Este detalle puede tenerse en cuenta para hacer las cortinas propias en casa si no se cuenta con el presupuesto suficiente, incluso se puede cambiar el tipo de formas que refleje, todo será cuestión de imaginación e ingenio. Es excelente para aquellos pequeños que aún le temen a la oscuridad.

Escrito por | 31 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Técnicas para enfrentarse al dolor del parto

La preparación física y el aprendizaje de técnicas de respiración y relajación son de gran utilidad para atenuar el dolor. Adquirir una mejor forma física, saber respirar en los distintos períodos del parto y conseguir un equilibrio del cuerpo y la mente mediante la relajación, implica pasar de una actitud pasiva a otra más participativa, lo cual contribuye, en definitiva, a reforzar la personalidad de la mujer, objetivo final de la preparación para la maternidad.

El miedo al dolor no debe aceptarse con resignación, porque hay formas de ahuyentarlo. Y quien más puede ayudar a la embarazada es su marido. Exponiéndole su temor, compartiendo sus dudas y haciéndolo partícipe de una aventura tan fantástica como es la gestación, se puede superar.

Cuando el dolor no es soportable

Uno de los métodos que más se emplean en la actualidad para aliviar el dolor del parto es la anestesia peridural. Se indica principalmente cuando se prevé un parto largo y laborioso. Además de la peridural, no hay qué olvidar que existe una gama enorme de medicamentos que pueden utilizarse para facilitar la relajación y disminuir el dolor o la intensidad de las contracciones.

Escrito por | 31 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Parto.

Pasos a seguir para dejar los pañales

Los mayor parte de los niños dejan los pañales a partir de los dos años de edad y es por eso que se recomienda comenzar a dar los primeros pasos en este asunto algunos meses antes.

A los 18 meses puedes enseñarle palabras como pis, caca o inodoro. Al cambiarle los pañales puedes decirle que lo cambias para que esté más cómodo y que las personas van al váter para hacer pis y caca. En esta etapa la palabra sirve para acercarlos al tema pues aún son muy pequeños para hacer sus necesidades en el inodoro.

A los 21 meses puedes mostrarle el inodoro y su orinal. Si eliges éste último puedes elegir uno llamativo para que le guste sentarse en él. Deja que juegue con el orinal y que se siente en el inodoro. Puedes dejar que él elija el orinal para que sienta que es un objeto suyo. Puedes enseñarle para que sirven y demostrarle como funciona tirando las deposiciones del pañal en el inodoro.

A los 2 años puedes comenzar a mostrarle libros sobre el tema o bien vídeos didácticos. En esta etapa cómprale ropa interior bonita para que la use. Cuéntale que los niños mayores y sus papás usan ropa interior y que es un privilegio usarla.

Dejar los pañales es un proceso lento pero exitoro al corto o largo plazo. Sólo hay que ser perseverante.

Escrito por | 30 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Niños.

Todos los partos son diferentes

La influencia negativa de todo esto quedó de manifiesto en los años 30, cuando el médico Read descubrió que las aborígenes de Africa central parían a sus hijos sin miedo, pues ignoraban que el parto tuviera que doler.

No cabe duda de que el parto es un acto fisiológico en el que el cuerpo de la madre se ve sometido a una violencia a la que no está acostumbrado. Pero,  si bien es cierto que son muy pocas las mujeres que consiguen un parto exento de dolor, también lo es que un porcentaje algo mayor afirma haber experimentado molestias mínimas, mientras que otras hablan sólo de una sensación de tensión muy similar a la que se presenta cuando se realiza un trabajo para el que se requiere un gran esfuerzo físico. Además, a pesar del dolor, cada vez son más las que lo recuerdan como una experiencia maravillosa e irrepetible.

El dolor es un sentimiento subjetivo e individual. Y en él pueden influir factores muy diversos como la maduración psicológica de la mujer, su estado emocional, su grado de motivación, la ilusión por ser madre o las relaciones afectivas con la pareja.

No hay que olvidar que, tanto en el embarazo como en el parto, entra enjuego la personalidad de la mujer. Es precisamente en ese período tan importante de su vida cuando pueden salir a la luz conflictos internos y pensamientos extraños que en circunstancias normales no lo harían.

Escrito por | 30 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Embarazo y Parto.

Vencer el temor al parto

Las mejores armas con que cuenta hoy la mujer para afrontar y superar su miedo al dolor, junto a esos otros temores que lo acompañan, son una información completa y veraz sobre lo que sucede en el parto y una buena preparación física y anímica.

En la actualidad, muchos cursos de preparación para la maternidad ofrecen ambas cosas, independientemente del método o las técnicas que se utilicen en cada centro. Acudir a algún curso de este tipo es garantía indispensable para lograr un parto feliz.

Se trata de que la mujer conozca mejor su anatomía, sepa qué cambios va a experimentar su cuerpo y, sobre todo, cómo se desarrollará el parto. Cuantos más datos tenga al respecto, mejor podrá enfrentarse al miedo. Es importante que la futura madre haga preguntas sobre todo aquello que la atemoriza, incluyendo los aspectos que más la asustan y en los que prefiere no pensar, como la
episiotomía o una posible cesárea.

También debe ser  informada de la posibilidad de recurrir a anestésicos para contrarrestar el dolor, cuál es su vía de aplicación, qué síntomas produce, si tienen o no efectos secundarios, etc. Esta parte teórica debe complementarse con la ayuda psicológica de un especialista que ayude a la mujer a alejar de sí sus temores y a asumir plenamente su embarazo y su maternidad.

Escrito por | 30 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Parto.

La seguridad de las sillas de paseo

En los coches y sillas plegables, se debe observar si incluyen un dispositivo para impedir que puedan cerrarse accidentalmente. Para mayor seguridad, algunos modelos han incorporado un sistema de cierre mediante la acción en dos puntos. Si la capota o el asiento son piezas desmontables, han de quedar fijamente anclados al armazón, y el pestillo de sujeción no debe ser manipulable por el bebé.

Las sillas de paseo han de incluir tres elementos importantes: un reposapiés regulable, un respaldo firme y rebatible, seguro en todas las posiciones, y correas de seguridad que impidan que el bebé pueda caer o resbalar hacia abajo. Son imprescindibles al menos dos: una para la cintura y otra para poner entre sus piernas. También conviene que lleven una barra horizontal, que proteja su cuerpo y le permita apoyar los brazos.

Además, se debe revisar a fondo el acabado del vehículo y comprobar que no tenga bordes afilados o aristas que puedan dañar al niño, ni aberturas o tubos en los que sus deditos puedan quedar enganchados, así como tuercas o tornillos sueltos o fáciles de aflojar. Al alcance del bebé tampoco debe haber cadenas, cintas o cordones, ni piezas pequeñas que puedan desprenderse con el tiempo o que él mismo pudiera arrancar.

Por último, todos los materiales tienen que ser fuertes y duraderos, resistentes al desgaste, a la lluvia y a la corrosión y, por supuesto, atóxicos y no inflamables. La tapicería debe ser transpirable y, de ser posible, fácil de lavar. Además, los cochecitos deberán incluir instrucciones de uso y de limpieza, así como la edad y el peso recomendados.

Escrito por | 29 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Bebés.

Amamantar es sinónimo de amar

Después del parto, por su estado fisiológico, la madre es sensible a las manifestaciones de conducta del recién nacido y comienza a interactuar con ellas. A su vez, el bebé responde a la conducta maternal estableciendo relaciones recíprocas y afianzando el vínculo interhumano de mayor fuerza y persistencia a lo largo de la existencia.

La relación madre-hijo de la que tanto hablan ahora los humanos fue practicada siempre por el resto de los animales mamíferos y, si bien en los humanos este vínculo se evidencia por la connotación afectiva que tiene, su raíz es estrictamente biológica. Es el más sensual de los amores.

La madre quiere a su hijo porque es “suyo”. Es más, no puede ser de otra manera. El dar la vida por él no es una frase literal, y la naturaleza abunda en ejemplos. No se trata de un acto de heroísmo, es un imperativo biológico y éste sólo es posible cuando ha tenido lugar la instalación de un vínculo físico entre la madre y el bebé.

Tan importante es el contacto corporal y sensorial con el niño, que todos nosotros conocemos -ya sea directa o indirectamente- situaciones desgraciadas en las que madres que habían planeado no hacerse cargo de su hijo o darlo en adopción, modifican su proyecto una vez establecido el contacto físico con él. Así ha sido siempre y deberá seguir siéndolo si queremos conservar el pilar sobre el que se
asienta la felicidad de la persona y, en consecuencia, de la comunidad toda.

Amamantar es mucho más que alimentar. Implica amar. Se puede tener mucha leche en las mamas y no amamantar, y también es posible realizar admirablemente esa función a pesar de poseer escasa cantidad de secreción láctea. Más aún, el déficit de sustancias nutritivas puede ser sustituido por mamaderas, pero el déficit de amor, no. Madre hay una sola: “la que sabe amar”.

Escrito por | 29 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Bebés.

Libros infantiles sobre educación vial

La educación vial es responsabilidad de todos y desde nuestros hogares podemos ayudarles a nuestros hijos a dar los primeros pasos.

Hoy día existen muchas publicaciones que de forma didáctica y divertida permiten a los padres introducir a sus hijos en diversas temáticas. La nueva colección de libros infantiles para educación vial es una de ellas.

Esta colección de libros interactivos nace con la intención de fomentar la educación vial en las aulas y es promovido por el Instituto de Seguridad Vial de Fundación Mapfre. Lo bueno es que lo hace con un contenido didáctico que permite a los peques tomar conciencia sobre los hábitos a tener en cuenta en la calle a modo de juego.

Los cuentos fueron escritos por Carlo Frabetti y las ilustraciones son de Adolfo Serra y Mónica Calvo. La propuesta se para niños a partir de los tres años de edad y los cuentos pueden ser leídos por los padres o bien escuchar los fragmentos desde el ordenador.

Vía: Bebés y más

Escrito por | 29 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Niños.

Lactancia materna, una inversión para el futuro

La ausencia total o parcial de secreción láctea por falta de una sustancia química en la sangre materna es un hecho posible pero de rara aparición. Pero aun en los casos en que la cantidad sea escasa, la calidad no se ve alterada, excepto en condiciones de desnutrición extrema. Debe tenerse presente entonces que nunca la leche de madre “es mala” o “no sirve”.

Por lo tanto, es importante que se extremen las medidas para continuar la lactancia todo el tiempo posible; esta tarea no siempre se realiza sin dificultad, muchas veces es fatigosa y frustrante. Sin embargo, hay que destacar que aun escasa, casi “gota a gota”, la lactancia natural es la mejor inversión para el futuro, no sólo en lo físico sino en lo emocional.

La impaciencia de la mamá, o muchas veces la del médico, ha llevado a la pérdida innecesaria de la función láctea. No hace mucho que la medicina acaba de reconocer uno de sus errores: el de poner de moda en la década del 70 la administración de leches en polvo, presuntamente “maternizadas”.

En ocasiones, la leche no puede fluir fácilmente y las causas pueden ser varias (falta de succión del bebé, lapso muy prolongado entre las mamadas, etc.). En consecuencia, se acumula en los conductos excretores y provoca aumento de la presión de la piel que se encuentra sobre ellos: lo que ocasiona dolor y tensión en los tejidos. Esta situación se resuelve favorablemente en forma rápida, provocando el vaciamiento de la mama y tratando, además, de evitar que se repitan las causas que condicionan la retención.

Escrito por | 28 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Bebés.

Artículos más antiguos »