23 de julio de 2012

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes al día 23 de julio de 2012.

Aspirador nasal con filtro

El aspirador nasal es un accesorio que seguramente sea necesario en los primeros meses del bebé, sobre todo al atravesar el primer invierno o primavera, donde suelen darse la mayor cantidad de resfriados. Con él pueden quitarse los mocos de la nariz de un niño hasta los 3 años, recordemos que el bebé no sabe expulsarlos y cuando se le acumulan le cuesta mucho respirar por la nariz, lo que no los deja dormir bien.

No todos los aspiradores nasales para niños son efectivos, este en particular lo es pues está bien diseñado para higienizar las fosas nasales del niño. A diferencia de otros se puede tener libertad de movimientos y tiene un filtro que hace que su limpieza sea más sencilla.

Para utilizarlo uno debe lavarse bien para evitar cualquier suciedad al manipularlo. La punta anatómica se colocará en la fosa nasal y se aspirará de forma suave y lenta. El filtro podrá cambiarse cada vez que se necesite. Es muy fácil de lavar ya que todas las piezas pueden quitarse sin dificultades para luego poder esterilizarlas. El aspirador nasal de Bebé Due viene con un pack de 10 filtros para recambiar, si quieres conocer más detalles del uso del producto puedes visitar la web oficial de la marca.

Escrito por | 23 de julio de 2012 | 0 comentarios
Ropa y accesorios.

Vaso infantil

El vaso para niños CamoCup es un elemento que ayudará a los niños a aprender a beber solos. Como puede verse en la imagen el diseño es bien original, no se ven vasos con esa forma, muy similar a una jarra. Para evitar los derrames, que suelen darse sobre todo cuando el niño aún no está acostumbrado a beber de un vaso, tiene la parte superior cerrada, dejando abierta una parte ancha para poder utilizar.

Al ser ergonómico se adapta perfectamente a la boca del niño y además lo sujetará sin dificultades justamente por estar hecho de esta forma, puede sostenerlo con las dos manos lo que le dará mayor seguridad y estabilidad. Es altamente recomendado por especialistas para este período en el que el niño está aprendiendo a utilizar los utensilios por si mismo.

El vaso infantil está hecho en plástico de excelente calidad y no contiene ningún quiímico nocivo para la salud del bebé como el Bisfenol A o los ftalatos. Puede utilizarse como medidor ya que cuenta con uno en milímetros con el que saber qué cantidad de líquido se le ha dado y cuánto ha bebido. Tiene una capacidad de 120 ml y además de irrompible es apto para lavavajillas o esterilizador.

Puede adquirirse en diferentes colores, por ejemplo rojo, azul, amarillo, lila, etc, si quieres conocer más detalles puedes visitar la web de Hoppediz.

Escrito por | 23 de julio de 2012 | 0 comentarios
Primeros años y Ropa y accesorios y Ropa y accesorios.

Cómo elegir el jardín de infantes

Pese a estar en vacaciones, seguramente habrá padres que todavía no han anotado a su hijo en el jardín o en la guardería. Estarán pensando entonces cuál elegir, porque luego el comienzo de las clases  se viene encima  y hay que decidirse.

El mejor punto de partida es tener en cuenta que el jardín de infantes no debe ser un mero “depósito” de niños, sino un lugar de aprendizaje que cumpla con determinadas pautas.

Ubicación. Se debe buscar un centro próximo a la casa, que reúna todas las medidas de higiene y sea lo más amplio posible, bien aireado y con luz natural. El turno se elegirá de acuerdo con las necesidades de los padres.

Un vistazo a las instalaciones. Además de los espacios comunes, debe tener áreas adecuadas para el aseo y un jardín o un patio para que los niños puedan jugar al aire libre. Cuidado con las escaleras poco vigiladas o las ventanas peligrosas.

Aprendizaje. En lo posible, los grupos tienen que ser reducidos para que la enseñanza sea personalizada. Es importante saber si se favorece y estimula la capacidad creadora de los niños; si se organizan actividades donde ellos puedan experimentar con formas y colores; si se fomenta la amistad y la solidaridad.

Relación padres y maestras. También hay que averiguar qué tipo de comunicación tienen los docentes con los padres. Si existe un diálogo permanente entre ellos. Si hay reuniones para informar sobre la evolución del niño y se aceptan críticas y sugerencias.

Escrito por | 23 de julio de 2012 | 0 comentarios
Niños.