A cuestas con el bebé


Mochilas y portabebés resultan especialmente cómodos para transportar a los niños, que así pueden disfrutar del contacto cuerpo a cuerpo con sus padres.

Los delanteros. Siempre que cuenten con reposacabezas que se pueden usar a partir de los tres meses, mientras que las mochilas caseras no son aconsejables antes de los siete meses. Los bordes superiores traseros y delanteros deben estar acolchados para que el niño pueda apoyarse sin hacerse daño.

Hay que probar varios modelos hasta dar con aquel en el que el bebé y la mamá se sientan cómodos. Y comprobar que tanto las aberturas para las piernas como los cinturones, no lo opriman. Si llora o rechaza el portabebés no se lo debe obligar a ir en él.

El bebé necesita moverse para fortalecer su musculatura. Por lo que se recomienda utilizar el portabebés para trayectos cortos, o sacar al niño de él cada media hora.

Escrito por | 7 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta