Accidentes de niños en la cocina

La cocina es el lugar en el que se producen más accidentes. Por eso, hay que impedir que entren en ella sin vigilancia.

No se deben usar envases de comestibles para guardar restos de sustancias venenosas, ni dejar insecticidas esparcidos en los rincones. La puerta de la heladera y del freezer deben estar libres de imanes pequeños (que pueden tragarse). Los objetos peligrosos (productos  de limpieza, cuchillos, abrelatas, tijeras, bolsas de plástico, etc.) tienen que estar siempre en lugares inaccesibles (en altillos o en armarios o cajones con cerradura).

Los medicamentos, bebidas alcohólicas o botellas de vidrio que se almacenan dentro deben ponerse en los estantes superiores. El cesto de los residuos debe estar siempre cerrado y fuera de su alcance.

Si el horno está bajo hay que instalar un seguro y mantener al niño lejos mientras se usa (la puerta desprende calor y puede causarle quemadoras). Debemos procurar cocinar en los quemadores que están pegados a la pared y con el mango de los utensilios hacía dentro, Para mayor seguridad, conviene colocar una pantalla protectora y, al terminar de cocinar, cerrar las llaves de paso y, si es posible, sacar fas llaves de la cocina y el horno para impedir su manipulación accidental, cafetera, tostadora y otros electrodomésticos deben desconectarse después de usarlos; la plancha, además, tiene que estar fuera del alcance de los chicos hasta que se enfríe completamente.

En el lavavajillas, hay que colocar los cubiertos al final, justo antes de ponerlo en funcionamiento, y con las puntas siempre hada abajo.

Escrito por | 29 de marzo de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Salud

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta