Accidentes en el agua

En las proximidades de los ríos, lagos, piletas, arroyos, pantanos, playas, etc., los pequeños tienen que estar siempre vigilados por adultos. Resumimos los peligros más habituales y como podemos prevenirlos:

• Los cortes de digestión causan perdida de conocimiento y pueden provocar un ahogo dentro del agua. En ia media hora después de la comida, pueden darse un chapuzón, pero después de este tiempo hay que esperar de dos horas y media a tres horas (según la cantidad de alimentos ingeridos), hasta que la digestión haya finalizado.

• Los cambios bruscos de temperatura pueden causar pérdida de conocimiento. Conviene mojarse poco a poco.

• Hay que vigilar que los niños más grandecitos no vayan a zonas peligrosas con corrientes de agua o resaca. Y enseñarles desde pequeños a respetar las normas de seguridad y a conocer el significado de las banderas en la playa.

• Cerca del agua, la incidencia del sol en la piel es mayor. Se deben utilizar cremas protectoras y un sombrero.

• Usar zapatillas de goma evita picaduras. Las de medusa producen mucho dolor. Lo más indicado es extender una solución con amoníaco en la zona afectada y acudir al servicio de urgencia de la playa.

Escrito por | 5 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta