Alturas en las habitaciones infantiles

Bajemos el “horizonte” para ponerlo a su alcance

Para caracterizar el espacio reservado al niño se deberá recurrir a un “horizonte bajo” respecto a las dimensiones del cuarto, que siempre es demasiado alto: está previsto para la estatura del adulto, por lo que será necesario hacerlo proporcional a la altura del niño.

No nos referimos a las características de la construcción, como sucedía con los muebles que se encuentran en el comercio para las habitaciones infantiles: más bien se trata de poner a su altura natural las referencias que para él son más importantes: los juegos, sus objetos, teniendo en cuenta la lógica disposición de los mismos partiendo de la altura de los ojos del pequeño, la cual es muy diferente de la de los adultos, que contemplan desde lo alto el mundo infantil.

Especialmente al despertar, un “horizonte bajo” le hará ver inmediatamente todo el paisaje fantástico que él mismo se ha creado, y que, precisamente, es el punto de encuentro entre su personalidad y las condiciones objetivas del ambiente que le rodea.

Escrito por | 27 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Muebles y decoración

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta