Amenaza de parto prematuro

Síntomas de “amenaza de parto prematuro”

La “amenaza de parto prematuro” constituye un cuadro médico que se instala con el incremento de las contracciones uterinas, por lo que puede ser detectado por la madre y permite intuir que el parto va a suceder antes de término. Recordemos que las contracciones son normales hasta 10 o 15 por día, después de la semana 28 y su finalidad es ubicar, progresivamente, al bebé en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo) e ir adelgazando la parte inferior del útero, para que el parto pueda producirse. El incremento de contracciones en caso de “amenaza de parto prematuro” se hace notorio, pues su frecuencia aumenta a más de 2 por hora y puede seguir en progresivo aumento hasta instalarse el acuadro de trabajo de parto prematuro”, que ya avanzado, es prácticamente irreversible.

Para evaluar la gravedad de la amenaza también se tiene en cuenta el estado del cuello del útero, lo que se verifica mediante un tacto vaginal. Así. si el cuello uterino comienza a ablandarse, a acortarse y a dilatarse  y esto no se detiene, la dilatación continuará y el parto prematuro será la consecuencia lógica de ese proceso.

Por eso. la paciente debe estar informada y alerta para concurrir a un centro asistencial a la brevedad, cuando comienza a sentir las primeras manifestaciones de una “amenaza de parto prematuro” .

Escrito por | 18 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta