Aprendiendo a comer

Algunos bebés sienten gran atracción hacia los alimentos sólidos mientras que otros los rechazan debido a su textura, más allá del sabor.

Las comidas sólidas abren un mundo de experiencias y es por eso que es totalmente normal que, en un comienzo, los bebés rechacen estos nuevos sabores y texturas. Hasta el año, sólo es cuestión de incentivarlos para que se acostumbren a ellos haciendo a un lado la suavidad de la leche y optando por estos nuevos colores, sabores y texturas.

Lo mejor es probar y probar para que comiencen a familiarizarse con estos alimentos y finalmente los acepte como parte de su dieta. Para los especialistas, la clave está en repetir la operación tantas veces como sea necesario pues la alimentación en un comienzo no es otra cosa que un aprendizaje. Si observas que le gusta la calabaza o los cereales debes dárselos al menos tres días en forma continua para luego reemplazarlos por otros vegetales o cereales. De esta forma asimilará esos sabores para luego conocer otros.

Para que se acostumbre a las nuevas texturas, puedes darle los alimentos cortados en trozos muy pequeños para que los tome con las manos.

Escrito por | 29 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Recetas del bebé: pastel de patatas - Crece Bebe - 2 de octubre de 2010 | 0:54

    […] comida tiene la ventaja de que en ella podéis integrar todo tipo de vegetales, los cuales quedarán […]

Deja una respuesta