Ardores de estómago en el embarazo

Los ardores de estómago afectan a una de cada dos embarazadas y pueden aliviarse. Los ginecólogos suelen no darle importancia a este problema por una razón muy sencilla: producido el parto, cesa espontáneamente. En otros tiempos, se pensaba que los ardores producidos por el reflujo gástrico se debían al aumento de volumen del útero, que ejercía presión sobre el estómago.

Recientes estudios orientaron a los médicos hacia una teoría muy distinta: el reflujo estaría ligado a las hormonas segregadas durante la gestación. Dichas hormonas favorecen una reducción en la tonicidad de los músculos de la parte inferior del esófago, que se acentúa a partir del segundo trimestre del embarazo y los induce a funcionar como una barrera fisiológica entre el contenido del estómago y del esófago, ubicado encima de aquél.

Para evitar el reflujo de la comida y los jugos gástricos:

• Controle la alimentación. Esto implica fraccionar las comidas, renunciar a las grasas y olvidarse de las gaseosas.

• Cene por lo menos dos horas antes de ir a dormir.

• Duerma boca arriba.

• Evite todo lo que signifique comprimir el vientre (por ejemplo, no doble el torso hacia adelante cuando se trata de recoger un objeto, más bien flexione las piernas).

• Incorpore a su dieta algas marinas, que forman una suspensión en la parte superior del estómago e impiden así que se produzca la acidez. Perfectamente toleradas por la madre y el futuro bebé, las algas permiten llegar al final del embarazo con menos molestias.

• ¡Atención!: nunca tome bicarbonato de sodio u otros preparados digestivos durante el embarazo para evitar la acidez.

Escrito por | 16 de abril de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Molestias durante el embarazo - Crece Bebe - 23 de abril de 2010 | 9:01

    […] algunos casos, en la etapa final de la gestación se puede eliminar un líquido amarillo pálido. Esta excreción es normal y exige sólo una […]

Deja una respuesta