Azúcar y grasas en la dieta infantil

Esta clase de alimentos es principalmente rico en calorías, es decir que su función principal reside en el aporte de energía. Dentro de este grupo se encuentran el azúcar, los dulces y postres. Los chocolates son una mezcla de azúcar y grasa. Durante el primer año de vida, estos alimentos están poco presentes en la dieta de nuestros hijos pero, a medida que van creciendo, aumenta el porcentaje de ellos.

El gusto por lo dulce es innato. Hay una tendencia natural a aceptar lo dulce y rechazar lo salado. Esto se manifiesta fuertemente cuando los bebés comienzan a incorporar su primera papilla. Es importante entonces educar dicha tendencia y el segundo año de vida es un momento ideal para hacerlo.

Hay que tratar de moderar su consumo. Muchos alimentos son naturalmente dulces (las frutas y la leche, por ejemplo), por lo que no es aconsejable abusar de los que sean ricos en azúcar y no estimular al paladar en exceso.

Las gaseosas no son aconsejables, ya que preparan el terreno para las caries, estimulan la necesidad de ingesta de líquidos de sabor dulce generan adicción y no tiener ningún beneficio nutriciona con respecto al agua.

Durante los primeros dos años de vida no debe restringirse la grasa de la dieta, ya que ésta forma parte del desarrollo del sistema nervioso central. Todos los alimentos de origen animal, como carne huevo, lácteos y derivados tienen un porcentaje de grasa en su composición y, con ya hemos visto, este grupo es parte fundamental de la dieta de la primera infancia.

Para condimentar las comidas es preferible elegir grasa origen vegetal, como el aceite (ya sea de oliva, maíz o girasol), en lugar de manteca, puesto que los primeros aportan mejor calidad de ácidos grasos y no contribuyen al aumento del colesterol.

Escrito por | 7 de diciembre de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Alimentos para que el bebé coma solo - Crece Bebe - 6 de enero de 2011 | 19:54

    […] también una mayor independencia del bebé. Y así es como llega el día en el que debe comenzar a comer por sus propios medios. Esto no quiere decir que un día tomará la cuchara y terminará su ración […]

  2. El poder de la quinoa en la dieta infantil - Crece Bebe - 12 de enero de 2011 | 22:43

    […] evitando las grasas saturadas y es por eso que es muy interesante para incluir dentro de la dieta infantil. Por otra parte, contiene hierro, calcio y […]

Deja una respuesta