Beber mucho líquido durante el embarazo

Cuando estás acostada, quienes se benefician son los ríñones, que durante el último trimestre del embarazo deben “filtrar” un litro más de sangre en forma continua. El riñon es el órgano por el cual eliminamos la mayoría de los desechos metabólicos de los que necesitamos desprendernos para poder vivir en armonía corporal.

También el bebé, a través de la placenta y de tu sangre, elimina los suyos por medio de tus ríñones. Fácilmente podrás observar cómo, cuando reposas en cama, disminuyen los edemas de las piernas. Sencillamente se trata de que en esa postura llega más sangre a los ríñones, los que pueden realizar su tarea mucho mejor.

Es conveniente beber abundante líquido (mínimo dos o tres litros por día), a fin de facilitar su labor. Eso seguramente se traducirá en una mayor frecuencia de tus micciones. Pero es bueno que ocurra -más allá de la molestia de tener que ir frecuentemente al baño-. También, de esa manera, se evitan las infecciones urinarias de la embarazada.

Escrito por | 24 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta