Bebés egoístas

A muchos padres este comportamiento les resulta incomprensible y molesto. Ven con malos ojos que su pequeño no sea tan generoso como ellos desearían.

Sin embargo, en los niños pequeños la avaricia y la avidez no constituyen un defecto, ni mucho menos. Por el contrario, forman parte de su evolución. Aún son muy egocéntricos, todo gira alrededor de su propia persona y tienen la sensación de que el mundo es suyo. Impulsados por una enorme curiosidad, estos pequeños exploradores intentan arrear con todo lo que despierta su interés. Lo que más les atrae son, naturalmente, los juguetes de los demás.

También la avaricia se explica por este egocentrismo extremo. Ellos ven las cosas que los rodean, con las que conviven a diario, como unaparte de sí mismos. Es como si se tratase de sus piernas o sus brazos. Por lo tanto, cuando alguien quiere arrebatarles su sillita, su plato o alguno de sus juguetes, se sienten amenazados en su existencia.

Mucho antes de comprender conceptos como “propiedad” y “compartir”, los niños saben ya por intuición lo que significa “mío” y “tuyo”. Todos los días escuchan advertencias como “ya sabes que los libros de papá y mamá no son para jugar” o “devuelve la muñeca, no es tuya”. Así que de una manera casi automática se van dando cuenta de que hay determinadas cosas que no pueden tocar y, por otra parte, que los demás tampoco dan, así porque sí, todo lo que les pertenece.

Escrito por | 21 de abril de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros años

Artículos relacionados

  • Madres y bebés egoístas

    Los bebés son egoístas. Buscan la satisfacción de sus necesidades... su placer. Si se sienten mejor con su madre, harán todo lo posible para...

  • Enseñar a los niños a compartir

    Si a pesar de nuestros esfuerzos conciliadores, los niños se niegan a desprenderse de lo que es suyo, por más que se lo pidan, los padres...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta