Buena alimentación para los niños

Evidentemente las costumbres y los hábitos del hogar y de las instituciones educativas en cuanto a alimentación de los niños debe planificarse cuidadosamente y acorde a las tareas. Los niños y jóvenes deben desayunar y almorzar todos los días antes de salir de casa. Si se saltea el desayuno y se lo reemplaza con una merienda (colación de la media mañana) se resta una comida importante en el esquema del día.

Hay que recordar que la comida debe de ser variada, para que a través de la alimentación se puedan obtener todos los nutrientes que aportan los alimentos y que requiere el organismo humano.

Es recomendable adoptar una forma positiva de hablar a los niños sobre la alimentación, poniendo énfasis en ofrecerles alimentos beneficiosos, y no tanto en prohibirles los que no son tan convenientes.

En el caso de las viandas es aconsejable conversar con los niños acerca de sus alimentos favoritos; seleccionarlos juntos para asegurar que lo que se envía sea consumido en su totalidad y que se sienta importante y partícipe de su elección.

Muchas veces los padres se sienten mal porque su hijo se levanta tarde y llega al colegio con apenas un desayuno y sin almorzar. Ello interfiere en los procesos de aprendizaje y en su rendimiento en la clase; además su alimentación será deficitaria. Por ello debemos establecer buenos hábitos desde el principio del año, ya que serán más fácilmente aceptados en este periodo.

Escrito por | 17 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta