Cantar nanas al bebé ayuda a su desarrollo

bebes

Cantar una nana al bebé va más allá del simple hecho de distraerle, ayudarle a conciliar el sueño y demostrarle nuestro amor, las nanas son una tradición en todas las culturas desde siempre, y hoy se sabe que tienen una gran influencia en el ánimo del bebé y que ayudan a su desarrollo.

Pero el bebé es pequeño y poco o nada se entera de qué va ese sonido que le arrulla, pero le resulta si lo haces un hábito, familiar y lo disfruta o lo identifica si le cantas para dormirle que ha llegado la hora de conciliar el sueño.

Las nanas son variadas y algunas resultan demasiado complejas, son para determinadas edades, para los bebés hay que elegir las más sencillas, y claro está que se debe tener en cuenta algunos aspectos para que puedan resultarle gratas y beneficiosas. No le cantes al bebé si estás malhumorada o preocupada porque tus emociones le son reconocibles.

Cuando cantas a un pequeño bebé de menos de seis meses, debes cantarle suavemente y mantener un ritmo de voz bajo y constante para no provocarle sobresaltos, cuando el bebé ha sobrepasado los seis meses, es cuando ya se da cuenta de más sonidos y cuando empiece a hablar deberás asumir nanas que permitan palabras que le sean fáciles de imitar.


Los bebés que han sido arrullados con nanas se muestran, según han observado los médicos, más receptivos a los sonidos y a mantener durante más tiempo su atención en algo, porque las nanas han sido una forma temprana de concentrarse en seguir un sonido que les ha despertado interés.

Contra la costumbre de pensar que hay que cantarle hasta que se quede dormido, los médicos recomiendan dejar de cantar cuando lo vemos soñoliento ya,  pero no dormido todavía, porque cantarle hasta que se duerme del todo tiene el nocivo efecto de que asociará la nana al sueño y cuando no puedas cantarle no podrá dormir.

Cuando cantes una nana al bebé, sobretodo cuando ha llegado la edad en que él ya se fija en las cosas, no debes dejar de aprovechar para entonar y hacer los tonos de voz que requiere el relato de la nana que después de todo es una pequeña historia, porque eso la hace divertida para él y todos por eso mismo, recordamos de adultos, nuestras nanas…regala a tu hijo ese gesto de amor maternal.

Escrito por | 25 de marzo de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta