Primeros meses

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes a la categoría Primeros meses.

Chupete natural para bebés

El chupete es un gran aliado de sus padres y prueba de ello es su nombre en inglés: pacifier o pacificador, es decir un sencillo objeto que sirve para calmar los ánimos del bebé.

Confieso que me he encontrado en medio de la noche desesperada por recuperar el chupete perdido, en medio de llantos y gritos. El chupete es un elemento básico del kit del bebé y a pesar de que las corrientes más naturales reniegan de su uso, en especial en el caso de los recién nacidos, la mayor parte de los bebés los usan a diario sin mayores trastornos.

En caso de no encontrar el chupete o bien si el bebé se niega a usarlo, puedes usar un recurso natural y muy práctico que te ayudará a calmarlo. Con sólo colocar el dedo meñique en el paladar de la boca del bebé crearás un chupete natural que le permitirá al bebé succionar siempre y cuando ejercer algo de presión con el dedo.

Es un recurso útil en momentos de desesperación o bien si prefieres evitar que el niño use chupete. Este método ayudará a relajar al bebé al tiempo y evitará los llantos, algo que además ayudará mucho durante la lactancia materna evitando que el bebé llegue cansado.

Escrito por | 22 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Bebés y Primeros meses.

La exterogestación del bebé

El bebé nace inmaduro, con el cerebro poco desarrollado que representa tan sólo el 25% del tamaño que adquirirá en su edad adulta, no así el resto de los órganos como el corazón o los pulmones.

Es por eso que una vez en el mundo necesita del cuidado externo para sobrevivir. Un bebé sólo y sin cuidados no viviría más de unos días pues la mayor parte del desarrollo del cerebro se produce fuera y durante los primeros años de vida. Se sabe incluso que la mayor conexión neuronal se produce a los cuatro años.

A diferencia de los canguros, que permanecen en la bolsa de la madre durante varios meses luego del nacimiento, los niños sólo encuentran en los brazos de su madre o cuidador la seguridad y el confort necesarios para sobrevivir y continuar su desarrollo. Los primeros nueve meses son vitales y por eso se los considera como una segunda gestación o exterogestación.

Pasados estos meses, el bebé comienza a interactuar con el mundo, se desplaza y adquiere más habilidades. Entonces se siente confiado para explorar el mundo.

Escrito por | 13 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Primeros meses.

Bebés con piel seca

La piel del bebé es fina y delicada, y es por eso que se irrita con facilidad. O bien se enrojece y escama. Al estar expuesta al aire libre, puede verse afectada, sobre todo durante los meses de invierno y cuando el frío y la calefacción producen una mayor sequedad. Otros factores que pueden afectar la piel del bebé son el exceso de transpiración, el uso de jabones aromáticos y la orina.

Para evitar que la piel del bebé esté muy seca se recomienda evitar el exceso de higiene, sobre todo durante los primeros meses y cuando el bebé aún no se mueve demasiado. Si bien puedes bañar el bebé a diario, evita usar mucho jabón y champú para así no eliminar la grasa natural del cuerpo. Elige siempre un jabón neutro y enjuágalo muy bien para luego secarlo con cuidado y en cada parte de su cuerpo.

Si notas que su piel está muy seca, aplica cremas humectantes para bebés. Además, vístelo con abrigo pero evitando el exceso de ropa para que no transpire demasiado. Hidrata al bebé y humidifica los ambientes si el clima es muy seco.

Durante el verano, lava al bebé luego de que se haya bañado en el mar o en la piscina para así quitar los restos de sal y de cloro.

Vía: Babysitio

Escrito por | 21 de septiembre de 2014 | 0 comentarios
Bebés y Primeros meses.

Bebés que roncan

Son muy pequeños y frágiles pero eso no impide que ronquen. Los ronquidos de un bebé incluso pueden escucharse al salir de la habitación aunque no hay porque alarmarse pues es común que los bebés ronquen en tanto sus vías respiratorias son estrechas y además contienen secreciones.

Cuando el aire pasa a través de ellas se producen sonidos que provocan vibraciones y pueden sonar a ronquidos. A medida que transcurren los meses las vías respiratorias se amplían y los bebés aprenden a tragar el exceso de saliva por lo que los ronquidos se suavizan.

En algunos casos, los bebés presentan las vías respiratorias obstruidas y entonces respiran con más fuerza para que el aire pase por la zona obstruida. Por eso aparecen los ronquidos. En caso de que transcurran varios meses y los ronquidos no cesen habrá que realizar una consulta con el pediatra quien diagnosticará el problema. En algunos casos puede estar desviado el tabique nasal mientras que en otros puede haber un problema de amígdalas.

Una consulta temprana ayudará al seguimiento y a resolver el inconveniente.

Escrito por | 4 de junio de 2014 | 0 comentarios
Primeros meses.

Cuidados de los ojos del bebé

Los ojos del bebé son muy delicados y es por eso que hay que prestar mucha atención al momento de cuidarlos. Una adecuada higiene evita problemas como la conjuntivitis y otros trastornos.

Es común que durante el primer año los ojos del bebé presenten mucha mucosidad debido al llanto frecuente, que provoca una mayor producción mucosa en el sistema respiratorio y en los ojos. Por eso es muy común que se despierten y tengan legañas. Lo mejor para limpiar los ojitos es hacerlo con toallitas estériles para bebés, evitando aquéllas que contengan alcohol y pasándolas siempre por la zona de los párpados.

El lagrimal obstruido es otro trastorno frecuente de los bebés. Puedes advertirlo porque los ojos lucen irritadas y presentan muchas legañas debido a que los lagrimales no permiten que drenen bien las lágrimas. Además, puedes notar enrojecimiento e hinchazón en la zona. No hay porque preocuparse pues en la mayor parte de los casos el lagrimal se abre solo y sino es necesario recurrir a una sencilla intervención.

Al momento de limpiarle los ojos, hay que hacerlo con una gasa con suero fisiológico para así retirar las legañas. También se recomienda realizarle masajes con los dedos para abrir el lagrimal y desinflamar la zona.

Escrito por | 30 de abril de 2014 | 0 comentarios
Bebés y Primeros meses.

Qué es la costra láctea

Cuando mi bebé tenía uno o dos meses de vida comencé a notar unas pequeñas escamas en la zona del cuero cabelludo. De color blancuzco, algo amarillas. Fue entonces cuando supe de la costra láctea, una afección inofensiva y temporal que aparece en pieles muy sensibles. Habalmos de una dermatitis seborreica cutánea que es común en niños de hasta 3 años.

Esta afección también puede aparecer en los párpados, oídos, alrededor de la nariz y en las ingles. No es contagiosa ni producida por falta de higiene y es posible advertirla por las mencionadas escamas. La dermatitis seborreica es una afección heredada que puedes tratar con algunos cuidados básicos.

Se recomienda masajear el cuero cabelludo con los dedos y en forma suave. Peinar el cabello con un cepillo suave y lavar el pelo a diario usando siempre un jabón de glicerina. Elimina bien los restos del jabón y cepilla el pelo varias veces al día.

Escrito por | 4 de diciembre de 2013 | 0 comentarios
Primeros meses.

El chupete y el sueño

Es común que cuando los bebés están muy dormidos arrojen el chupete de sus bocas y sigan durmiendo con placidez. El problema aparece cuando los padres escuchan algún ruido o quejido y entonces acuden al socorro del bebé para ponerle el chupete en la boca.

Lo cierto es que el chupete debería ser un objeto tranquilizador y no un inductor del sueño y es por eso que hay que saber bien cuándo brindárselo pues de otra forma se transformará en un problema. El bebé se acostumbrará a despertar por las noches una y otra vez sólo para que los padres acudan a colocarle el chupete.

Si el niño se despierta por la noche, algo muy común cuando es un bebé, no es necesario colocarle el chupete pues no lo necesitan para volver a dormir. Si respondemos demasiado rápido a los estímulos que nos demanda lo acostumbraremos a necesitar de nuestra presencia a través del chupete.

Los bebés por lo general se quejan, lloran o gritan pero esto no implica que estén despiertos. Lo mejor entonces será esperar porque al intervenir favorecemos la aparición de estos episodios.

Escrito por | 4 de diciembre de 2013 | 0 comentarios
Primeros meses.

Descifrar los gestos del bebé

Se dice que un gesto vale más que mil palabras y el universo de un bebé está plagado de ellos: caras sonrientes, expresión de tristeza, puños cerrados, piernitas que se agitan. ¿Qué nos quieren decir nuestros bebés?

A través de los gestos los bebés se comunican y así es como basta con observarlos para comprender sus necesidades. Cuando un bebé agita las piernas puede expresar muchas emociones aunque principalmente alegría. También suelen mover las piernas como gesto de anticipación, cuando saben que vamos a alzarlos o están a punto de comer.

Cuando un bebé contrae las piernas y los brazos es probable que necesite contención. Frente a una necesidad no cubierta tiende a contraer su cuerpo hacia una postura fetal, incluso el rostro. O bien alarga los brazos con la intención de vincularse con su entorno.

A partir de los tres meses, los bebés tienden a abrir las manos siempre que están relajados y contentos mientras que cierran los puños ante una necesidad no satisfecha.

Más allá de las posturas particulares, lo importante es saber que cuando un bebé está tenso lo manifiesta en su cuerpo, que se contrae. Esto no sólo ocurre ante una sensación de dolor o malestar sino también cuando está aprendiendo o está alerta.

Escrito por | 21 de noviembre de 2013 | 0 comentarios
Bebés y Primeros meses.

Señales de que el bebé está listo para los alimentos sólidos

El momento de la iniciación del bebé en la alimentación sólida depende de la escuela de cada pediatra aunque todos coinciden en que se sitúa entre los 4 y los 6 meses dependiendo de la orientación.

Hasta este momento la leche aporta todas las calorías y necesidades nutricionales del bebé, cuyo aparato digestivo aún no está listo para recibir los alimentos sólidos.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que se alimente a los bebés exclusivamente con leche materna durante al menos seis meses y es por eso que luego de medio año de vida es momento de comenzar con esta rutina. ¿Algunos signos de que el bebé está listo?

• Control de su cabeza: el bebé puede mantener su cabeza en una posición firme y erguida.

• Pérdida del “reflejo de extrusión”: el bebé ya no usa su lengua para empujar la comida fuera de su boca.

• Sentarse bien cuando tiene apoyo: el bebé ya se sienta solo en posición erguida aún con apoyo. Esta posición permite que pueda tragar bien la comida.

• Movimientos de masticado: el bebé puede llevar los alimentos al fondo de su boca y tragar, lo que habla de un desarrollo de su boca y su lengua sincronizado con el de su sistema digestivo.

• Aumento significativo de peso: cuando han duplicado el peso que tuvieron al nacer están listos para la alimentación sólida.

• Cada vez tiene más apetito: notas que tu bebé se queda con hambre aún cuando lo alimentas seguido con leche.

• Curiosidad por lo que tú comes: el bebé manifiesta atracción por la comida. Te mira mientras comes, intenta agarrar un tenedor con comida, etc.

Vía: Babycenter

Escrito por | 7 de octubre de 2013 | 0 comentarios
Bebés y Primeros meses.

Crema de patatas, maíz y tomate, una papilla muy rápida

No hace falta mucho tiempo para preparar una papilla saludable y es por eso que puedes disfrutar de esta receta infantil diseñada para madres con escaso tiempo pero con muchas ganas de que sus bebés sigan una dieta equilibrad: crema de patatas, maíz y tomate.


La receta incluye tres ingredientes básicos como son las patatas, el maíz y el tomate, y no tomará más de diez minutos tenerla lista.

Lo primero es cortar las patatas en cubo y llevarla al fuego en una olla. Luego de unos diez minutos se añade el tomate y el maíz. Este último puede ser natural o congelado. Una vez que los ingredientes están bien cocidos, hay que retirarlos y colarlos.

Luego se trituran y cuando está listo el puré se añade un chorro de aceite de oliva extra virgen- Si quieres, además es posible añadir queso rallado, queso crema o salsa blanca. También es posible añadir algunos granos de maíz al natural si se trata de un bebé algo mayor.

Es una receta muy fácil y rápida que pensada para que cualquier mamá pueda elaborarla sin mayores complicaciones.

Vía: Peque recetas

Escrito por | 30 de septiembre de 2013 | 0 comentarios
Primeros meses.

Artículos más antiguos »