Salud

Estás viendo los artículos de Crece Bebe correspondientes a la categoría Salud.

Prevención del asma infantil: los beneficios de la fibra soluble de frutas y verduras

Las frutas y verduras conforman el punto más ancho y extenso de la pirámide nutricional de todo niño. O al menos así debería ser. Estos alimentos son fuente de energía pues son ricos en minerales, vitaminas y otras sustancias.

Pero hay más beneficios para la salud. De acuerdo a la Fundación Roger Torné, también son beneficiosos para el asma. Luego de realizar numeroso estudios en África, se llegó a tal conclusión. Allí, las personas consumen una dieta rica en fibras y la población manifiesta una mayor cantidad de ácidos de cadena corta, lo que traducido significaría que estos ácidos ayudarían a prevenir el asma.

Si bien no hay conclusiones cerradas, lo que sí se observa es que en el continente africano la tasa de alergias es más baja que en Europa o Estados Unidos. De acuerdo a Aurelien Trompette, investigador principal de un estudio realizado por el hospital suizo de Vaudois, las fibras solubles presentes en la dieta y provenientes de frutas frescas y verduras pueden cumplir una función preventiva sobre esta enfermedad respiratoria. La investigación estudia el consumo de fibras solubles.

Por otra parte, la menor tasa de alergias estaría en relación con las condiciones de higiene. Los niños que viven en entornos rurales de países en desarrollo, están expuestos a más variedad de productos microbios por lo que el sistema inmunológico no reacciona tan exageradamente a estos antígenos.

Vía: Peques y más

Escrito por | 23 de julio de 2014 | 0 comentarios
Salud y Salud.

Alergias alimentarias en niños

La alergia puede manifestarse de diferentes modos pero en todos los casos se trata de una respuesta del sistema inmunológico frente a un agente externo que es considerado agresor. Si bien este sistema reacciona contra bacterias y sustancias nocivas, en algunas personas interpreta que algún elemento puede provocar daño y así aparecen las alergias.

En el caso de las alergias alimentarias, el agente es un alimento, el cual provoca una reacción del cuerpo, que puede en al aparición de manchas, urticaria, dolor abdominar, naúseas, vómitos, cólicos, hinchazón o picazón. Los síntomas se producen porque cuando el cuerpo identifica un agente peligroso, aún cuando no lo sea en realidad, segrega histamina.

Algunos alimentos por sus componentes son más proclives a las alergias, como es el caso de las fresas, el melocotón, el huevo o la miel. Por eso su consumo no es recomendado en menores de 1 año de edad.

En caso de detectar síntomas de alerta, es importante consultar con un alergólogo para que lleve adelante los estudios correspondientes.

Escrito por | 15 de julio de 2014 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Salud y Salud.

Las ventajas de los medicamentos homeopáticos en niños

Velar por la salud de los más pequeños es una de las principales preocupaciones de los padres, pero ¿sabemos a qué opciones podemos recurrir cuando nuestros hijos enferman?

La homeopatía es un método terapéutico al que los progenitores pueden acudir cuando los niños se ponen malos. De hecho, cada vez más pediatras recetan homeopatía en sus consultas. Entre las ventajas de los medicamentos homeopáticos destaca el hecho de que se no han descrito efectos secundarios adversos relevantes asociados a su toma. En este sentido, hay que destacar que varios estudios científicos avalan esta afirmación, junto al hecho del escaso número de declaraciones a las Agencias del Medicamentos de distintos países. Es más, la principal conclusión es que los efectos secundarios, las reacciones adversas o las interacciones de los medicamentos homeopáticos son “raros, leves y transitorias”.

Además, tienen otras ventajas como el hecho de que son compatibles con otros tratamientos alopáticos o convencionales.

Las enfermedades que trata la homeopatía son muy diversas. En el caso de los niños, las opciones son múltiples. Por ejemplo, los medicamentos homeopáticos constituyen una alternativa eficaz para tratar ciertos síntomas como afecciones respiratorias, digestivas, ansiedad, problemas de sueño, irritabilidad…, cuando no se puede recurrir a fármacos convencionales debido a sus efectos secundarios.

Del mismo modo, es importante destacar que este tipo de medicina para los niños no perjudica el estómago. Y al mismo tiempo se administra de forma muy sencilla pues existen distintas presentaciones. Así, los medicamentos homeopáticos se pueden tomar en gránulos que se diluyen en el biberón o en unidosis bebibles que en general son bien aceptadas por los pequeños.

En el caso de la gripe o los procesos gripales se recomienza comenzar el tratamiento siempre que aparezcan los primeros síntomas, que generalmente son escalofríos, sensación de malestar general, cansancio, agotamiento, etc. Cuanto antes actuemos mejor, porque administrar un tratamiento homeopático a tiempo ayuda a reducir la duración o intensidad de los síntomas asociados a estas infecciones procedentes de distintos virus.

Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un médico o farmacéutico. Los medicamentos homeopáticos se venden exclusivamente en farmacias, de modo que el consejo de un farmacéutico cualificado puede servirnos también de ayuda en el caso de que tengamos algún tipo de pregunta o estemos indecisos.

Escrito por | 2 de junio de 2014 | 0 comentarios
Salud.

Golpes y caídas en los niños

¿Cuándo preocuparse si un niño se cae y se golpea? Es común que los niños tropiecen y caigan a menudo, sobre todo cuando comienzan a dar sus primeros pasos. Lo importante es tener en cuenta la intensidad de la caída y estar atentos a las primeras horas luego del golpe.

Si el niño llora inmediatamente luego de golpearse, no pierde el conocimiento y no presenta heridas profundas no hay que preocuparse pero algunas señales de alarma son la aparición de vómitos luego del golpe o bien si el niño se encuentra somnoliento. También si presenta dolor de cabeza luego de caerse y si presenta una herida cortante, en especial si sangra mucho. En esos casos es importante acudir al pediatra de inmediato para verificar su estado de salud.

Si los chichones no aparecen acompañados de otros síntomas no es necesario realizar un control. En caso de presentar una herida y luego de un control adecuado es preciso ver su evolución pero si presenta secreciones o bien no sana como debería es necesario repetir la consulta para así realizar algún tratamiento con antibióticos.

Escrito por | 25 de mayo de 2014 | 0 comentarios
Salud y Salud.

La frecuencia cardíaca normal de un bebé

Es común que los padres primerizos sientan cierto temor cuando escuchan los latidos del corazón de sus recién nacidos y perciben lo rápido que van. Sin embargo, esto no es motivo de preocupación pues las pulsaciones normales de un bebé son mucho más rápidas que las de un adulto.

Ahora bien, ¿cuánto es mucho? Al momento en que nacen la frecuencia cardíaca normal de un bebé va de los 70 latidos por minuto hasta los 190, es decir que por cada segundo el corazón puede latir hasta tres veces. A medida que crece las pulsaciones descienden y así es como entre el mes y los once meses de vida lo normal es entre 80 y 160 pulsaciones por minuto.

La curva continua en descenso a partir del año, cuando las pulsaciones oscilan entre las 80 y las 130 por minutos y pasados los tres años están entre 80 y 120 por minuto. Luego a los cinco entre 75 y 115, a los siete años entre 70 y 110 y a partir de los 10 años desde los 60 hasta los 100 latidos por minuto, una frecuencia que se mantiene a lo largo de la vida adulta.

Escrito por | 24 de abril de 2014 | 0 comentarios
Salud y Salud.

La hepatitis A en los niños

La hepatitis es una enfermedad que provoca la inflamación del hígado dañando el tejido hepático y pudiendo producir, en los casos más graves, insuficiencia funcional. Si bien puede aparecer por causas como el uso prolongado de medicamentos o alcohol o por bacterias, por lo general se trata de una enfermedad que aparece producto de una infección vírica.

Hay cinco tipos de hepatitis siendo la A y la B las más frecuentes. En el caso de la Hepatitis A, es la más común y es común contagiarse al compartir agua o alimentos contaminados así como a través del contacto con heces de personas infectadas.

Por lo general, las personas se recuperan sin inconvenientes y luego adquieren inmunidad contra el virus.

Los síntomas más comunes en el caso de niños menores de 6 años son:

• Náuseas
• Vómitos
• Orina oscura
• Color amarillento en la piel (ictericia
• Dolor en la región derecha del abdomen
• Fiebre
• Cansancio

Para evitar contagios, se recomienda lavar muy bien las manos luego de cambiar pañales, no compartir alimentos y bebidas con personas que tengan la enfermedad y desinfectar sanitarios con lavandina.

Escrito por | 17 de diciembre de 2013 | 0 comentarios
Salud y Salud.

Los riesgos de la aspirina en bebés

Es importante que los bebés no consuman medicamentos salvo que el pediatra los autorice. Algunos padres creen que pueden administrarle medicina de venta libre pero esto es muy peligroso pues los bebés pueden sufrir reacciones adversas, incluso si se trata de medicinas herbales.

La aspirina es el caso más emblemático, un producto muy consumido por la mayoría de nosotros que si es consumido por un bebé puede tener consecuencias fatales. Nunca hay que darle aspirina pues puede provocar el síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero muy peligrosa en algunos casos que afecta a todos los órganos del cuerpo.

Si bien algunos medicamentos pediátricos son de venta libre nunca confíes en que no contienen aspirina. Recuerda que en muchos casos aparece con el nombre de “salicilato” o “ácido acetilsalicílico”. Recuerda leer siempre las etiquetas con atención.

Por lo general, los bebés con fiebre son medicados con paracetamol o ibuprofeno en el caso de bebés mayores a los 6 meses.

Escrito por | 19 de noviembre de 2013 | 0 comentarios
Bebés y Salud.

Niños con convulsiones

Una convulsión aparece en forma de síntoma y responde a diferentes causas. Se presenta como un trastorno súbido de la función y la actividad eléctrica de las neurona que descargan en forma exagerada o desorganizada los impulsos eléctricos y es por eso que puede provocar sacudidas en el cuerpo o bien rigidez.

Algunos niños presentan la mirada perdidad o mueven mucho los ojos mientras que la respiración puede ser con más ruido o bien interrumpirse durante algunos segundos. También es común que se pierda el control de esfínteres. Por lo general no duran más de unos segundos o minutos aunque pueden llegar a los 15 minutos en algunos casos excepcionales.

Como decíamos, la convulsión es apenas un síntoma y responde a diferentes causas. Las más comunes son:
• Trastornos del metabolismo: alteraciones en la glucosa, el calcio, el magnesio y otras sustancias del organismo.
• Aumento brusco de la temperatura corporal (fiebre)
• Afecciones cerebrales: tumores, epilepsia, malformaciones, hemorragias, etc.
• Falta de oxigenación
• Enfermedades genéticas
• Envenenamiento o intoxicaciones

Ante una convulsión, hay que acostar al niño boca abajo o de costado para evitar que se ahogue en caso de que vomite. No es necesario sujetarlo ni zamarrearlo pues la convulsión cede sola. Tampoco hay que agarrarle la lengua ni suministrarle agua, sal o fármacos.

Una vez que finaliza el episodio es importante acudir al centro de salud más cercano.

Vía: Babysitio

Escrito por | 22 de octubre de 2013 | 0 comentarios
Salud y Salud.

La importancia de cuidar los dientes de leche

Lejos del mito de que no hay necesidad de cuidar los dientes de leche, los odontólogos infantiles recomiendan a los padres que limpien y presten atención a la dentadura de sus hijos, aún si se trata de los dientes de leche.

Para que estén sanos durante su ciclo de vida hasta que caen, es necesario realizar los cuidados ordinarios. Además, es importante que desde muy pequeños los niños interioricen el hábito de limpiar y cuidar sus dientes para así continuar con esta práctica a lo largo de sus vidas.

Los dientes de leche deben comenzar a cuidarse a partir de que aparece el primero, por lo general entre los 4 y los 6 meses. Los dientes de leche con caries deben ser restaurados no sólo para preservarlos sino para evitar infecciones. Las mismas infecciones que sufren los dientes de leche luego se transmiten a la dentición mixta y permanente. Más aún teniendo en cuenta que, como afirma un prestigioso odontólogo infantil “Muchos papás creen que los dientes de leche no necesitan atención porque se caerán muy rápido. Sin embargo, a muchos niños, sobre todo a los varoncitos, las últimas muelas se les caen hasta los 12, 13 y hasta 14 años”.

Por otra parte, los dientes de leche son muy importantes pues guían a los dientes permanentes al lugar adecuado así es que no hay que olvidarse de ellos y aprovechar esos primeros años de vida para que los peques incorporen el saludable hábito de limpiar sus dientes.

Vía: Babycenter

Escrito por | 26 de agosto de 2013 | 0 comentarios
Salud y Salud.

10 alimentos para una dieta infantil saludable

Todo niño debe alimentarse en forma sana y equilibrada y es por eso que una dieta saludable debe incluir una serie de alimentos que son ricos en minerales, vitaminas, hierro y otros nutrientes.

Entre ellos se encuentran los cereales inflados, que son cereales elaborados con granos de arroz, trigo y maíz, entre otros y son ricos en nutrientes. También hay que incluirles en la dieta diferentes carnes pues ellas contienen proteínas además de todos los aminoácidos esenciales en cantidad suficiente, además de zinc, fósforo y vitaminas del grupo B. Las carnes rojas además contienen hierro que ayuda a prevenir la anemia.

Los quesos y frutas secas también son de la partida. En el primer caso, proporcionan proteínas, calcio y vitaminas A y D; en el segundo magnesio, hierro, ácido fólico y potasio.

Las hortalizas y frutas son de vital importancia por sus aportes. Para saber que elegir hay que tener en cuenta que los niños deben consumir verduras de todos los colores para así incorporar todos los nutrientes. Entre las frutas, se destaca la naranja por su aporte de Vitamina C.

La leche es otro alimento importante por su aporte de calcio y de vitaminas A y D mientras que una dieta saludable también debe incluir pescados debido a su alto nivel de proteínas y a que son fuente de yodo y fósforo. Por último, es importante incorporar legumbres y consumir mucha agua para mantener la hidratación del cuerpo.

Vía: Babysitio

Escrito por | 22 de agosto de 2013 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Salud y Salud.

Artículos más antiguos »