Causas de hiperactividad en niños

Desde los años 1970 los aditivos alimentarios han estado bajo el radar de toxicólogos, psiquiatras, nutricionistas y diversos grupos que cuidan del medio ambiente y la salud. En la última década parece haber un creciente diagnóstico de hiperactividad y otros problemas en el comportamiento infantil, y estos casos, pueden estar relacionados con la alimentación, más específicamente, con los aditivos que se le agregan a algunos alimentos.

Entre los últimos estudios, y más polémicos, la Universidad de Southampton en 2007, realizó un ensayo clínico aleatorio, controlado con placebo, en niños de 3 y de 8 o 9 años de edad para encontrar algún indicio entre la hiperactividad y determinados aditivos y colorantes de alimentos. Los aditivos y colorantes testeados fueron la tetrazina (E102), colorante amarillo (10/E104), carmoisina (3/E122), y ponceau (7/E124).

Los investigadores contratados hicieron el estudio en 153 niños de tres años y 144 niños de 8 y 9 años por un período de seis semanas. El grupo de niños fue dividido en 2. A un grupo se le dio zumo natural de fruta, sin aditivos y al segundo grupo se le dio el mismo zumo con los aditivos mencionados. Las bebidas fueron asignadas en forma anónima y no-marcada.

Las bebidas con los aditivos fueron divididas en dos grupos: Mix A y Mix B. En la Mix A figura la misma cantidad de colorantes artificiales que se encuentran en dos bolsas pequeñas comerciales de “snacks de fruta”. El Mix B tenía el equivalente a dos veces esa cantidad. En ambas mezclas figuran los mismos niveles de benzoato de sodio.

Los niños fueron evaluados antes de la prueba, y la primera semana todos los niños siguieron su dieta típica. Las siguientes semanas, se les pidió a los padres eliminar de las dietas de los niños todos los dulces y las bebidas con aditivos, y comenzar a administrar las bebidas Mix A y Mix B, administrada de manera aleatoria, sin que el niño ni los padres supieran qué tipo de bebida estaba bebiendo el niño.

En definitiva, todos los niños recibieron el placebo en diferentes semanas. Al final del estudio, los niños fueron evaluados. Según el informe, Mix A había tenido efectos muy adversos en los niños de tres años de edad, aunque el efecto del Mix B era exactamente igual. En tanto que en los niños mayores, tanto el Mix A como el Mix B tuvieron un fuerte efecto, y muy diferenciado.

“En general, los niños que tomaron la mezcla se acercaron un 10 % más a la definición de hiperactividad.” dijo Jim Stevenson, profesor de psicología en la universidad. “Ahora tenemos pruebas claras de que determinadas mezclas de colorantes con benzoato de sodio pueden afectar severamente el comportamiento de un niño. Sin embargo, los padres no deben pensar que esta es la única causa de la hiperactividad, pero al menos, los padres ya sabemos lo que debemos evitar”.

En el 2004 se realizó un estudio similar que también había arrojado cifras muy parecidas. Sin duda son datos muy interesantes para los padres, tratemos de evitar los alimentos con colorantes y aditivos para nuestros hijos.

Vía| babiesonline

Escrito por | 9 de junio de 2008 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. elizza - 10 de diciembre de 2008 | 18:53

    me parese interesante estoy realizando una tesis basada en la hiperactividad en niños los cuales tiene una familia disfuncional asi que este tema me parese muy interesante si tienen algun material relacionado agradeceria me lo enviarar gracias.

  2. geral - 22 de julio de 2009 | 1:32

    estoy haciento una tesis de hiperactividad relacionado a violencia intrafamiliar nececito ayuda en cuanto a temas relacionados

Deja una respuesta