Causas fetales para inducir el parto

Son varias las causales para inducir un parto, entre ellas les comentamos aquellas que son causas generadas por el feto.

Riesgo de la falta de oxígeno. Puede producirse precozmente dentro del útero; por ejemplo si estamos en presencia de un embarazo gemelar o de uno múltiple. La mayor demanda de oxígeno que éstos normalmente generan no puede ser satisfecha por la placenta. Cuando aún en un embarazo único, la placenta ya ha superado su vida útil y no puede asegurar la provisión de oxígeno al niño (embarazo prolongado o pasado de fecha).

Esta insuficiencia placentaria también puede darse en embarazos que aún están dentro de su duración normal, o que les falta bastante todavía para llegar a la fecha del parto. En estos casos, se dice que estamos en presencia de una insuficiencia placentaria crónica, que se manifiesta por crecimiento intrauterino retardado; es decir, los bebés son más chicos de lo que se espera. Si la falta de oxígeno es más pronunciada, llegamos al sufrimiento fetal crónico. La placenta también puede llegar a ser insuficiente por accidente, como cuando se produce un desprendimiento parcial que no compromete inmediatamente su vida pero sí su salud.

Incompatibilidad Rh. El trastorno se origina en el pasaje de sustancias maternas (anticuerpos) que pueden destruir los glóbulos rojos del niño con grave deterioro de su salud. Como es una alteración lenta, le permite al médico diagnosticar oportunamente y actuar en consecuencia.

Diabetes. También puede presentarse como causa de inducción al parto, pero un control clínico eficiente permite muchas veces soslayarla.

Escrito por | 25 de julio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Condiciones para inducir el parto - Crece Bebe - 31 de julio de 2010 | 9:01

    […] visto las diferentes causas que pueden motivar la necesidad de indicar inducción al parto, pero aún así, en caso de que se […]

Deja una respuesta