Causas maternas para inducir el parto

En muchas oportunidades nos hemos referido a las causas del comienzo del trabajo de parto y hemos puntualizado que éste comienza cuando la placenta, ya sea por haber cumplido su ciclo o por insuficiencia prematura, no puede “frenar” las contracciones uterinas. Estas, una vez superado el umbral de intensidad, duración y frecuencia, desencadenan una secuencia ininterrumpida de “empujes” hacia el cuello uterino provocando su dilatación y, en consecuencia, la salida del niño.

La naturaleza lo tiene todo pensado pero, ¿qué pasa cuando se detecta alguna alteración en este preciso mecanismo, o cuando por estudios complementarios o por el control clínico surge que resulta riesgosa la permanencia del bebé dentro del útero materno y no es posible esperar su salida espontánea?  En estos casos, se dice que es necesario provocar o inducir el parto. La inducción al parto no es nada más que recurrir a la provocación artificial de éste, fundada en razones médicas. Los métodos para realizarlo varían según las circunstancias.

Veamos en primer lugar cuándo, en qué casos, es necesario indicar la inducción y por qué debe hacérsela. Es posible argumentar causas que reconocen su origen en la madre; es decir, causas maternas, como por ejemplo cuando la continuación del embarazo puede llegar a poner en peligro su vida. También existen causas originadas en el niño (fetales): hay circunstancias en que podría alterarse seriamente su bienestar si permaneciera más tiempo dentro del útero. Y encontramos, por último, causas que involucran a ambos (mixtas).

Causas Maternas

1) Alteraciones de la presión arterial. Puede ser su aumento excesivo, ya sea desde antes del embarazo (hipertensión previa) o producido durante el proceso gestacional (pree-clampsia o gestosis).

2) Complicación cardiovascular de una enfermedad previa.

3) Embarazo interrumpido.

Causas mixtas

Rotura anticipada de la bolsa (rotura prematura de membranas).
Trastornos leves de la presión arterial.
Infecciones maternas diversas

Escrito por | 28 de julio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Parto

Artículos relacionados

  • Causas fetales para inducir el parto

    Son varias las causales para inducir un parto, entre ellas les comentamos aquellas que son causas generadas por el feto. Riesgo de la falta de...

  • Inducir el parto

    La inducción del parto en forma artificial, a veces se realiza con el fin de evitar la prolongación de situaciones desfavorables para la salud...

  • El parto en cuclillas

    El bebé que va a nacer tiene que atravesar un canal (pelvis) cuyo diámetro interior es irregular. Es más ancho en sentido transversal (al...

  • ¿Se recuerda el parto?

    ¿Resultó doloroso o más bien tranquilo? ¿Fue fácil o difícil? Las madres recuerdan un momento tan especial con lujo de detalles aun...

  • El parto desde los ojos del bebé

    Apenas nace, al bebé le cortan el cordón umbilical, un error en poblaciones como la nuestra, ya que se pierde la transfusión placentaria que...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta