Celos por el nuevo bebé

Los celos son algo universal: todos los hermanos los sienten. Perder el lugar preferencial y tener que compartirlo con un hermano supone una larga elaboración y dependerá de los padres que el niño logre hacerlo. Esto se conseguirá si ellos pueden otorgarle a cada hijo un lugar único y seguro.

En cuanto a evitar que el recién nacido se acostumbre a los brazos, la respuesta parece obvia: no levantándolo. Aunque esto es así en parte; al bebé se lo debe levantar, mimar, consolar…, lo que no es aconsejable hacer es que los brazos se conviertan en el lugar donde los padres intentan resolver siempre las dificultades que aparezcan. Intentar tranquilizarlo en el moisés o en el cochecito pueden ser buenas técnicas para que los brazos no sean la única fuente de seguridad.

Qué hacer con los abuelos es como preguntar qué hacer con los propios padres. Para poder defender los criterios de crianza de los niños frente a los abuelos, lo importante es haber dejado de ser “hijos chiquitos” de ellos.

Escrito por | 17 de octubre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta