Chocolate, golosina con alimento

Al contrario de lo que uno podría pensar el chocolate puede ser un alimento importante en la dieta de los niños, siempre y cuando se controle su cantidad, lo mismo que debe hacerse con los otros alimentos, pero a diferencia de otras golosinas, el chocolate tiene un aporte nutricional que hacer al cuerpo del pequeño.

Se elabora a base de azúcar y polvo obtenido de la semilla del cacao, aunque puede llevar otros ingredientes. El valor alimentario depende del contenido. El clasificado como común tiene sobre todo azúcares; el fino semi-dulce lleva leche, por lo tanto, aporta, además de azucares,algunas proteínas y grasas.

Más nutritivos son los de frutas secas (almendra, avellana), que contienen muchas proteínas, además de azúcares y grasas. El mejor para los dientes es el amargo, Éste es más rico en cacao y catequina, una sustancia que neutraliza la acción de los azúcares y protege de las caries.

El chocolate resulta un alimento ideal para los pequeños que tienen buen apetito y para los que comen poco. Si así lo desearan, podrían comerlo a diario, aunque en cantidades moderadas (una porción los pequeños y dos los mayores o el equivalente a 25 y 50 g respectivamente). En otoño e invierno o junto al sandwich de media mañana o a la merienda son los momentos ideales para consumirlo. También aporta fósforo y muchas calorías.

Escrito por | 18 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Salud

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta