Cocinar con niños, una gran experiencia

Por muy creativa que una pueda ser, no siempre encontramos que hacer con nuestros hijos pequeños. Hemos pintado con lápices de colores, hemos jugado con muñecos y autos, armamos puzzles, nos disfrazamos y cantamos canciones pero las ideas se agotan.

Una actividad que me gusta mucho es cocinar con mis hijos pues es algo que me permite avanzar con los quehaceres domésticos al tiempo que acerco a mis niños al universo culinario, al disfrute de los sabores y las texturas.

Cocinar con niños no es como hacerlo solo, hay que armarse de paciencia y saber que la cocina se va a ensuciar. Pero si nos relajamos y disfrutamos de la experiencia, podremos pasar un momento agradable y entretener a nuestros hijos con una actividad muy productiva. Puedes comenzar con recetas fáciles, como cocinar galletas o cupcakes para luego ir avanzando a medida que se adquieren habilidades o bien si se trata de niños mayores.

No hay niño que se niegue a cocinar pues ellos se sienten atraídos porque la cocina les permite desenvolverse con libertad, probar nuevos sabores, disfrutar de los colores y las texturas y además obtienen un producto o plato elaborado por ellos mismos. Una gran satisfacción para los peques.

No te amedrentes y atrévete a esta fantástica experiencia, ¡no te arrepentirás!

Escrito por | 31 de julio de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta