Combatir la pediculosis

En general, para combatirlos se aconsejan estas normas:

• Mantener un minucioso lavado y limpieza de la vestimenta y la ropa de cama.

• Eliminar con la aspiradora posibles parásitos instalados en muebles, colchones, alfombras, juguetes de peluche o felpa, tapizado de sillones y automóviles o cabellos caídos con liendres adheridas.

• Limitar el uso de gorros o sombreros que facilitan la instalación de parásitos.

• Consultar al médico sobre el camino a seguir con todo el grupo familiar cuando por lo menos uno de sus componentes haya estado en contacto personal con una persona que pudiera estar afectada.

• No culpar a perros, hamsters, conejos, gatos u otros animales domésticos de la pediculosis, porque estos parásitos no pueden sobrevivir en ellos.

• Poner atención en los detalles informativos del ciclo de la vida del piojo y la eliminación de las liendres.

• Recurrir a las fórmulas disponibles que se encargarán de eliminar los parásitos siguiendo atentamente las instrucciones que las acompañan.

• Eliminar las liendres mecánicamente, arrastrándolas con peines finos (metálicos) diseñados especialmente para ser esterilizados, durar largo tiempo, respetar el pelo y acabar con la posibilidad de una recidiva de la pediculosis.

• Evitar los tratamientos caseros como las pociones con hierbas o el kerosene que también rebajado puede dañar sensiblemente el cuero cabelludo o producir alergias e intoxicaciones peligrosas.

• Tener en cuenta que de nada sirve cortar el pelo porque el piojo pasa con mayor facilidad de un pelo corto a otra cabeza.

• No fantasear con la idea de que los insectos se alejarán por su cuenta; un piojo vivo y sano no abandonará jamás un cabello si no es para trasladarse a otro.

Escrito por | 5 de mayo de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Pelo y Salud

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta