Comer con las manos, una aventura nueva en bebés de 8 meses

Una buena forma de que los bebés experimenten nuevas aventuras es a través de la comida. Hacia los 8 meses de edad, los niños pueden comenzar a coger los alimentos con sus manos para luego introducirlos en la boca.

Por lo general, lo hacen primero con el dedo pulgar y el índice, como si la mano fuese una pinza para luego incorporar al resto de los dedos. Aprovechando esta nueva habilidad, los padres pueden ofrecerles alimentos que puedan coger con los dedos, como pueden ser ciertos vegetales y frutas, cortados en forma de bastón (zanahoria, plátano, manzana). El pan es otro alimento que pueden manipular aunque en este caso hay que tener cuidado de quitárselo cuando se ablande pues entonces pueden atragantarse mordiendo un trozo demasiado grande. También puedes darle trozos de quesos y fideos.

Durante esta etapa, los bebés querrán tomarlo todo con sus manos, desde los cubiertos hasta la comida de otros platos. Es su modo de experimentar el mundo y de imitar tus acciones. Si tu hijo insiste en tomar la cuchara, puedes darle una para que juegue con ella mientras lo alimentas con otra.

En esta etapa las papillas pueden ser más texturazas para que los peques se acostumbren a masticar y tragar trozos algo más grandes. Si bien la comida no debe ser un juego, es un gran arma para mejorar las habilidades de los bebés, para que conozcan nuevos sabores y para que desarrollen la motricidad fina.

Escrito por | 30 de noviembre de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Primeros meses

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Platos decorados para niños que se niegan a comer - Crece Bebe - 30 de noviembre de 2010 | 19:10

    […] feliz, hay muchos bebés que se niegan a comer. Parecen no sentir pasión alguna por los nuevos alimentos, sus sabores, sus texturas. Algo similar sucede con los niños pequeños aunque en estos casos […]

  2. No jugar con la comida - Crece Bebe - 6 de febrero de 2011 | 15:59

    […] comprensible que algunos padres recurran a los trucos más insospechados con tal de que su angelito coma un poco más o no se eternice contando las arvejas. Y suele funcionar…, por el momento. Porque tarde o […]

Deja una respuesta