Cómo comunicarse con los más chiquititos

Los niños expresan sus sentimientos de una forma distinta a los adultos: la falta de inhibiciones les permite llorar o reír a las carcajadas delante de desconocidos. Pero otra pata de esta característica es que, el llanto, cuando se repite demasiado a menudo, es una señal que los padres no debemos dejar de observar.

Los niños pequeños suelen gritar, llorar o pegar cuando no encuentran las palabras que necesitarían para explicarle a un adulto lo que los está molestando o cuando sienten que no hay  nadie  que vaya a escucharlos.

Es común que los niños que todavía no tienen un lenguaje completo, muerdan a sus amiguitos o a los padres en los momentos de juegos. Esta es una forma de defenderse o de intervenir en la comunicación.

Sin embargo, contar con las palabras no es una garantía para poder expresar los sentimientos. Muchos niños no pueden manifestar lo que sienten y esto los pone en una situación de desventaja. Con calidez, acerqúese a su hijo cuando lo note preocupado, enojado o triste, y pregúntele qué le sucede. Bríndele un espacio escuchándolo. El hecho de aprender a aceptar los sentimientos, les evita a los niños muchos sufrimientos innecesarios.

Escrito por | 6 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta