Cómo enseñarle a dormir

La escena se repite con frecuencia en muchos hogares: el niño, a los dos o tres añitos, quiere ser el último en acostarse. No importa que salga agotado de la guardería, que se duerma en el sillón mientras nosotros cenamos, que lo durmamos en brazos, que nos acostemos con él en su cama… Y cuando al fin lo hemos conseguido, al rato volvemos a oír su voz angelical, llamándonos desde su cuarto o pegada a nuestro oído.

Uno de cada tres niños se rehúsa a acostarse antes que sus padres y no de cada cuatro se levanta constantemente por la noche. Los motivos por los que se resisten a irse a la cama son muchos. Quizá tienen miedo a la oscuridad o a no despertarse, se sienten inseguros cuando están solos, prefieren ver la televisión o estar en compañía de sus padres.

La primera condición para que un pequeño duerma bien y sin problemas es modificar esa mala imagen del sueño como castigo o separación.  Debemos persuadirlo de que dormir, no es un castigo, sino una recompensa; que no es una carga, sino una necesidad y un placer.

La segunda condición es la rutina. El niño debe poder predecir lo que va a ocurrir por las acciones que desarrollamos. La rutina de acostarse debe proporcionar una sensación de seguridad cálida, un final de día confortable: preparar la ropa del día siguiente, leer un cuento…

Deben ser actividades tranquilas, ya que es importante que antes de irse a dormir, se encuentre sereno y relajado. Para hacer patente esa rutina, utilizaremos alguna señal, puede ser tan sencillo como indicar que cuando termine tal programa de televisión o tal canción, o cuando las agujas del reloj lleguen a determinado lugar, habrá llegado el momento de acostarse. A veces es útil dibujar un círculo con diferentes colores (rojo para jugar, verde para cenar, azul para dormir…), poner una flecha en el centro y señalar con ella la sección adecuada cuando llegue el momento.

Escrito por | 7 de mayo de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Cómo ayudar a los niños a superar pesadillas - Crece Bebe - 13 de mayo de 2010 | 8:00

    […] acuerdo a los estudios realizados en los sueños de los niños las visiones de animales, por lo general, tienen que ver con instintos primarios como la […]

  2. ¿Qué sueñan los bebés? - Crece Bebe - 27 de junio de 2010 | 9:50

    […] información recibida durante el día. Este “proceso clasificatorio” es el que origina los sueños y tiene lugar durante una fase determinada: la llamada “fase de movimientos rápidos de los […]

Deja una respuesta