Cómo prevenir la obesidad infantil

La prevención de la obesidad se apoya en dos pilares básicos: comida y ejercicio. El uso adecuado de ambos elementos permitirá mantenerse lejos de la obesidad en la gran mayoría de los casos sin necesidad de medicamentos. Cada edad tiene, sin embargo, sus particularidades.

Durante los primeros meses de vida, la lactancia materna es la mejor acción preventiva. En la adolescencia, no son aconsejables las dietas hipocalóricas, es decir, bajas en calorías; el adolescente no debe comer menos sino comer mejor. El adulto puede ya beneficiarse con las dietas especiales (hipocalóricas para reducir peso). Lo ideal, sin embargo, es no llegar obeso a la edad adulta. Esto puede conseguirse adquiriendo hábitos alimentarios sanos desde los años juveniles.

La prevención de la obesidad parte de la base de que el cuerpo humano se encuentra en equilibrio, o desequilibrio, entre lo que ingiere y lo que consume. La dieta equilibrada y adecuada, constituye la prevención fundamental de la obesidad:

1) Dieta. Una alimentación equilibrada, ingerida preferentemente a horarios regulares, constituye la prevención fundamental de la obesidad. Una dieta excesiva o incorrecta, en cambio, favorece el incremento de peso.

2) Sedentarismo. La actividad física insuficiente favorece un aumento de la proporción de tejido graso en el cuerpo humano.

3) Herencia. Las personas que tienen antecedentes de obesidad en su familia tienen más probabilidades de ser obesos que las que no los tienen.

4) Número de hermanos. Los hijos únicos tienden a ser obesos más frecuentemente que quienes tienen hermanos.

Y algo fundamental: para prevenir el sobrepeso, el ejercicio es siempre un complemento esencial tanto para jóvenes como para adultos. Tratar la obesidad es difícil: un 80 por ciento de los casos tratados sufre una recaída al pasar el tiempo. Sin embargo, es posible evitarla. Y, las opciones están en manos de cada persona.

Escrito por | 24 de diciembre de 2009 con 3 comentarios.
Etiquetas: , , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Salud y Salud

Artículos relacionados

  • Obesidad infantil

    Si no es hereditaria, si no se debe a alguna hormona en mal funcionamiento, la obesidad hay que aceptarla como una enfermedad : controlable. Y si...

  • Problemas emocionales en niños con sobrepeso

    El niño con sobrepeso no solo pone en riesgo su salud, sino que también puede acarrear serias consecuencias en lo emocional así como también...

  • Trastornos alimenticios | Niños obesos

    De acuerdo con los expertos en salud, los niños obesos suelen vivir encerrados en sí mismos, les cuesta más relacionarse con niños de su...

  • La obesidad infantil

    Definamos qué es obesidad:  es un exceso de tejido adiposo. Se calcula que aproximadamente el 50 por ciento de la grasa se acumula...

  • La obesidad en las embarazadas provoca niños obesos

    La obesidad es un problema de salud creciente a nivel global. En el 2005 se estimaba que había 400 millones de personas obesas en el planeta. Un...

Comentarios

  1. Importancia de la buena alimentación infantil - Crece Bebe - 21 de febrero de 2010 | 4:07

    […] Cómo prevenir la obesidad infantil […]

  2. ¿Es necesario el chupete? - Crece Bebe - 13 de marzo de 2010 | 8:03

    […] Es muy perjudicial la costumbre de endulzar el chupete con miel o azúcar, porque se acostumbran a un sabor dulce y después resulta muy difícil pasar al salado y al ácido, y también porque el dulce favorece las caries y los futuros problemas de obesidad. […]

  3. Un desayuno para niños - Crece Bebe - 30 de marzo de 2010 | 9:02

    […] primera comida de la jornada es tan necesaria como la del mediodía o la cena, pero pocas veces se cuida tanto como éstas. He […]

Deja una respuesta