Cómo tener niños lectores

No hay nada mejor que leer un libro sentados en un mullido sillón. Y a pesar de lo pequeños que pueden ser nuestros hijos una gran forma de incentivarlos con la lectura es creando un espacio propio de gran comodidad.

Nada mejor que un sillón donde sentarse y disfrutar de la aventura de leer, un lugar donde la inquietud propia de la edad los lleve a moverse hacia arriba y hacia abajo mientras degluten palabras.

Después de todo, leer es una experiencia placentera y debe ser tomada como tal. Por esa razón, aconsejo sepultar mesas y sillas de niños para reemplazarlas por un cómodo sillón en la habitación, preferemente junto a la biblioteca infantil.

Sólo así lograremos que nuestros hijos se interioricen en el hábito de la lectura.

Escrito por | 29 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta