Cómo tratar las paperas

Si el niño padece paperas queda inmunizado para toda la vida. Incluso, hay niños que la padecen de forma tan suave que los padres ni se dan cuenta. Asimismo, hay niños que no llegan a tenerla.

La tan temida orquitis, que hace pensar a los padres que el niño quedará estéril, no se suele ver en los niños. Se puede presentar en adolescentes y adultos. Se inflama un testículo o los dos y duele mucho. Aunque se produce una ligera atrofia, rara vez se produce la esterilidad total.

Las paperas no tienen un tratamiento específico. Lo que podemos hacer es mantener al niño en reposo durante una semana para que no contagie a otros niños y darle antitérmicos y analgésicos para paliar la fiebre y el dolor. Antes se recomendaba el tratamiento con gammaglobulinas, pero ahora ya no se realiza porque no influye para nada en la enfermedad. Conviene darle al niño una dieta blanda y desinfectar los objetos contaminados por sus secreciones bucofaríngeas.

Lo mejor es vacunarlo preventivamente, proporcionándole así una inmunidad del 98 por ciento. De este modo, se evita no sólo la enfermedad sino también las posibles complicaciones que se dan en ciertos casos (un 5 a 10 por ciento), como la meningitis, en la que el niño empieza a presentar vómitos, fiebre alta, dolor de cabeza y contractura de nuca. En este caso hay que internar al niño enfermo, aunque su curso es benigno.

Escrito por | 5 de febrero de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Púrpura infantil - Crece Bebe - 3 de marzo de 2010 | 8:30

    […] púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), es la más frecuente en la infancia y se caracteriza por hemorragias y petequias (pequeñas formaciones de acumulación de sangre) de […]

Deja una respuesta