Con papá desde el primer día

El papel del nuevo padre no es más sencillo que el materno. Aunque el hombre no lleve al bebé en su seno durante nueve meses, también deberá hacer ajustes emocionales a medida que se acerca su llegada, y todo lo relacionado con él cobrará día a día más importancia.

Con el nacimiento suele sentirse aliviado, con mucha excitación y algo de susto. Si colabora en el parto, verá aflorar unos sentimientos de compromiso y amor que nunca imaginó que podría llegar a experimentar.

Pero, junto a estas emociones, también es natural que los papás sientan cierto miedo al pensar en la responsabilidad que contraen para los años futuros. La mejor receta para afrontarlo es participar de los cuidados del pequeño todo lo posible. Acompañar a la madre y al hijo en la maternidad les permite sentirse una figura clave en vez de un espectador. Cuando la familia ya se ha instalado en casa, el padre debe ayudar a poner los pañales, bañar y calmar al bebé. Estas tareas ofrecen una oportunidad única para conocer y amar al nuevo miembro.

Participar desde el primer día en los cuidados del recién nacido es la mejor forma de manejar los sentimientos ambivalentes que provoca la paternidad y permite que padre e hijo se sientan unidos.

Escrito por | 8 de noviembre de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Para que el bebé deje de llorar - Crece Bebe - 16 de noviembre de 2010 | 9:34

    […] muchas madres, al estar más compenetradas con el bebé que los padres, les cuesta dejar vía libre al hombre y no entrometerse. Ellas conocen todos los trucos y rituales […]

  2. Participación del padre en el parto - Crece Bebe - 6 de enero de 2011 | 18:06

    […] igual que algunos padres de la antigüedad, muchos hombres de nuestros días asumen tareas durante el embarazo de sus mujeres que antes desempeñaban ellas. Procuran que no levanten cosas pesadas, realizan sus […]

Deja una respuesta