Conflictos entre padres e hijos

No siempre los padres saben comunicarse con sus hijos más pequeños. Estos tienen un mundo al que debe accederse con mucha paciencia y comprensión de las circunstancias, para así no crear situaciones difíciles de manejar.

A los cuatro años, es muy común que el cerebro de los chicos vaya más rápido que su propia boca y se confundan sus palabras o tartamudeen. Por lo que hay que ser cuidadoso al tratar este posible defecto, que seguramente desaparecerá con el tiempo.

A algunos padres les agrada enseñarles a leer a su niño antes que asista al colegio. Esto debe hacerse sólo si el niño lo quiere, sin obligarlo. No es bueno hacerle sentir al niño que debe hacer algo para lo que quizás no está aún preparado. Sin embargo si él muestra interés hay que incentivarlo.

No se inquiete si sus hijos dicen malas palabras. Seguramente ellos las escuchan en algún lugar, y necesitan decirlas. Trate de transmitir que no son agradables de oír, pero no los rete demasiado porque es imposible que no intenten repetir algo que escuchan.

Si su hijo le habla irrespetuosamente trate de ignorarlo para no plantear un problema de poderes, si esto perdura debe conversar con él y explicarle siempre de buenos modos cuál es el rol que ocupa cada uno.

Escrito por | 13 de febrero de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta